Origen y evolución de la contabilidad

César Augusto Kanashiro Castañeda

La contabilidad forma parte de la historia de la humanidad desde que el hombre empezó a vivir en sociedad, consolidó el concepto de propiedad e inició el intercambio de bienes. Por supuesto, al principio se trataba de métodos de registros rudimentarios, bastante alejados de los sofisticados sistemas contables a los que tienes acceso hoy en día.

Existen vestigios que permiten inferir la existencia del origen y evolución de la contabilidad desde la Prehistoria, contándose con los elementos necesarios o indispensables para conceptuar la existencia de una actividad contable. La contabilidad actualmente es una necesidad en cada una de las empresas existentes. Debido a la complejidad de sus procesos las empresas requieren constantemente personal profesional capacitado en finanzas para atender a estas necesidades.

Investigaciones como las de Denise Schmandt-Besserat y Hans Nissen, Peter Damerow y Robert Englund señalan que los primeros documentos escritos que se conocen (millares de tablillas de arcilla con inscripciones en caracteres protocuneiformes) contienen sólo números y cuentas, sin textos ni palabras.

Desde el año 6000 a. de C., el hombre poseía los elementos matemáticos y de escritura básicos, había formado grupos, inicialmente como cazadores, posteriormente como agricultores y pastores, y se había dado inicio ya a la escritura y a los números, elementos necesarios para la actividad contable.

Con el surgimiento de la agricultura, la ganadería y el comercio se sintió la necesidad de contabilizar las transacciones de estas actividades. El vestigio más remoto de la contabilidad data de la civilización mesopotámica, que existió miles de años antes de la era cristiana y debido a su auge económico, requirió de algunos elementos de la contabilidad.

Se han encontrado registros contables en palacios minoicos, en templos asirios y en tumbas egipcias. En el museo Semítico de la Universidad de Harvard se conserva una tablilla de barro con más de seis mil años de antigüedad, en la cual aparecen señales impresas sobre arcilla. Los historiadores interpretan estos símbolos como los ingresos resultantes de la actividad económica de esta civilización.

Egipto

Entre los años 5400 y 3200 a. de C., se constatan acciones orientadas al trueque en el templo rojo de Babilonia. Hacia el año 3600 a. de C., como resultado de las gestiones económicas del faraón Menach, se encontraron algunas anotaciones ordenadas de ingresos y egresos por sus escribanos. El origen y evolución de la contabilidad, se puede resumir con los periodos más importantes, donde se ve claramente la utilización de la contabilidad.

Los Sumerios

Data la contabilidad del año 6000 a. de C. Los sumerios manejaban tablillas de barro fresco. Registraban los ingresos, egresos y utilidades.

Roma

Data la contabilidad del año 4000 a. de C. Llevaban la contabilidad en dos libros, Adversaria: en donde se registraban las operaciones de caja (ingresos) y el Códex con las demás operaciones, los plebeyos con ellos realizaban el registro contable.

Fueron los banqueros romanos, casta privilegiada del imperio, quienes perfeccionaron las técnicas contables, a fin de controlar las retribuciones que debían otorgar al ejército por sus conquistas territoriales y a los patricios por sus aventuras políticas.

A partir del año 235 d. de C., con la muerte de Alejandro Severo, la contabilidad adquirió gran importancia en la Roma antigua. En la época de la república la contabilidad era llevada por los plebeyos, en primera instancia. La casta privilegiada del imperio fue quien perfeccionaría las técnicas contables, con el fin de controlar las asignaciones que debían otorgar al ejército para sus conquistas territoriales y a los patricios para sus aventuras políticas.

A pesar de la caída del imperio Romano, las prácticas contables se conservaron y lograron un notable progreso a lo largo de la Edad Media. La Iglesia católica cada día tuvo más perseguidores, logró el mayor poder económico y político de la historia, lo cual le obligó a llevar cuentas muy detalladas de sus actividades económicas, operaciones que se manejaban en los monasterios.

Aunque, no existen testimonios del ejercicio contable en la época del feudalismo, el alto grado del desarrollo del comercio hace suponer que la práctica de la contabilidad era usual, la cual era exclusiva del señor feudal.

Asiria

Data la contabilidad del año 3300 a. de C. Registraban en tablillas de barro. Controlaban los impuestos que cobraba el rey. También llevaron a cabo registros contables de carácter fiscal, impresos en tablillas de barro.

Babilonia

Data la contabilidad del año 1790 a. de C. Con el Rey Hamurabi, se crea un código con su nombre y ahí se empieza a llevar el registro contable.

Grecia

Como resultado de sus actividades comerciales, del nivel de desarrollo de su marina y del notable régimen económico precapitalista, se evidencia la existencia de un estructurado sistema contable, aunque solo se cuenta con los testimonios de Pagani, el cual afirma que, en la Grecia del siglo V, a. de C., se obligaba a los comerciantes a que llevaran libros de contabilidad.

Génova

Data la contabilidad del año 1340 a. de C. Llevaban la contabilidad en 3 libros en el primero registraba operaciones de caja; en el segundo, cuenta corriente y en el tercero pérdidas y ganancias.

Florencia

Data la contabilidad del año 1190 d. de C. Se tomaba como base para la contabilidad el libro Adversario y el Códex.