Negritos de Huánuco, la danza que realza la tradición huanuqueña

La danza Negritos de Huánuco es una de las versiones más conocidas de este género en el país, erigiéndose por su esplendor visual y sus componentes, en un emblema de la tradición popular huanuqueña y de su compleja historia. Se interpreta tradicionalmente durante la festividad del Niño Jesús, desde la vispera de Navidad hasta el 19 de enero.

Cuenta la tradición que viviendo en esclavitud únicamente eran permitidos de celebrar y danzar los días de Navidad donde los negros se ataviaban de plumas arrastrando sus cadenas en un baile de saltos y piruetas.

La historia nos recuerda que diversas cuadrillas de negros salen a las calles a bailar tal como lo hacían en Navidad. Esas diversas cofradías de negros han sido la base para las actuales cofradías de negros que existen en todo Huánuco.

Desde el inicio de la festividad los integrantes de diferentes cofradías de Negritos bailan por las calles de la ciudad de Huánuco y compiten para lucir la belleza de sus vestimentas, agilidad y destreza al compás de la música.

El inicio del baile es realizado por ”los caporales”, representados por dos negros con los rostros cubiertos con máscaras relucientes de cuero. Ellos lucen elegantemente vestidos con trajes de terciopelo oscuro, bordados con hilos de oro y plata, cintas de cristal, lentejuelas, se visten con adornos caprichosos que cuelgan de su pecho y en los hombros portan charreteras doradas.

Complementan su vestimenta con vistosos sombreros de plumas de colores encendidos, colocándose cascabeles en las piernas para llevar, conjuntamente con sonoras campanillas de bronce y gruesos látigos, el compás de su música contagiante, son los que señalan a la cuadrilla los pasos a seguir.

Corochano

Es el personaje de la danza que luce una raída chaqueta y larga barba. Representa mediante su máscara a un viejo hidalgo de la nobleza española, quien con su matraca y látigo, que agita constantemente, gasta bromas al público y asusta a los niños.

Las manifestaciones de alegría y danzas de la cuadrilla de los Negritos con los demás personajes, es realizada alrededor de dos figuras centrales: ”el turco” y ”la dama”, símbolos de la nobleza española y propietarios de la hacienda, quienes eran los dueños de los esclavos hasta el momento de su liberación. Otro personaje es el ”abanderado”, de raza blanca, que cubre su rostro con una careta de dicho color, quien se desplaza entre los negritos portando una bandera de libertad.

Es importante mencionar que antes de la pandemia de la COVID-19, propios y visitantes disfrutaban de un espectáculo de danzas y colores que se congregaba en la Plaza de Armas de Huánuco, contando así con decenas de cofradías y miles de espectadores.

Dato: Por segundo año consecutivo esta tradicional danza y celebración se ha visto afectada por la pandemia y las autoridades han impuesto medidas para evitar mayores riesgos de contagios. Acción que ha molestado a muchos, ya que permiten otro tipo de actividades con aglomeración y no las tradicionales o culturales

Con información de la Revista Rumbo – Perú y Andina. 

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Bloqueador de anuncios detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Por favor, ayúdenos deshabilitando este bloqueador de anuncios.