La dulce venganza

La aprobación de la vacancia del alcalde Alejandro Condezo, del distrito de Pillco Marca, en una sesión muy particular en la que los regidores no dejaron participar al supuesto hermano del alcalde, argumentando que no estaba considerado en la agenda.
En primer lugar, esta vacancia tiene un tufillo de venganza, toda vez que el alcalde denunció el mal uso de los viáticos por parte de cinco regidores, que aprovechando sus cargos, viajaron a Lima a promocionar una actividad y, que luego, al rendir cuentas, quedó demostrado la adulteración de boletas de los hoteles y de alimentación, por lo cual, fueron denunciados. Esta situación originó una actitud revanchista y los regidores buscaron la manera de desestabilizar la actual gestión municipal.
Estas actitudes solo pueden darse en Huánuco. Buscando la legalidad, podríamos presagiar que el J. N. E. al evaluar la documentación, que los regidores presentaron, la desestimarán, como así lo demuestran los antecedentes.
El supuesto hermano con justo derecho exigió el uso de la palabra, pero los regidores no se lo permitieron, mellando la dignidad y honorabilidad de sus progenitores.
Para terminar la fiesta, denunciaron que la regidora Dionisia Quispe habría influido para la contratación de familiares en la Municipalidad. El tiempo ya se encargará de demostrar este “supuesto” nepotismo.