Has oído hablar sobre «El ICTUS»

Se produce por la interrupción del flujo sanguíneo y es la principal causa de Daño Cerebral Adquirido, provocando  la pérdida de alguna capacidad asociada a esa zona del cerebro.

Según datos recientes, el ICTUS, puede ser mortal en un 20% de los casos y, origen de una discapacidad grave en el 44% de las personas que sobreviven a uno.

Es importante conocer los tipos de ICTUS, para poder distinguir en algún momento de presentar sintomatología, asociada a este Daño Cerebral Adquirido. Se distinguen dos tipos de ICTUS:

Los Isquémicos. Producidos por la obstrucción de vasos sanguíneos, que impiden el riego en una parte del cerebro.
Los Hemorrágicos. Causados por la rotura de ramas arteriales y la consiguiente hemorragia cerebral. Se producen con menor frecuencia pero tienen una tasa de mortalidad mayor.

Factores de riesgo

El ICTUS se suele presentar de forma brusca, repentina pero es resultado de una unos hábitos de vida y, circunstancias poco saludables. Factores sobre los que no se puede intervenir:

-Edad: El riesgo crece a partir de los 60 años.

-Sexo: Aunque se suele producir más entre hombres que entre mujeres, la tasa de mortalidad en mujeres suele ser mayor.

-Antecedentes de ictus en familia: Es necesario tener mayor prevención en los casos en los que exista antecedentes en la familia.

El ICTU es la principal causa del Daño Cerebral Adquirido, pueden ser variados y dependen de la zona del cerebro en la que se manifiesten. Debes ponerte en alerta cuando:

-Pierdas fuerza o sensibilidad en la mitad del cuerpo.

-Pierdas de forma total o parcial la visión o tengas visión borrosa.

-Tengas dificultades para hablar o para entender.

-Tengas dolor de cabeza muy intenso y con un comienzo brusco y diferente al habitual.

Factores sobre los que se puede intervenir:

-La hipertensión arterial: Valores superiores a 140/80 deben ser controlados periódicamente por el médico.

-Las personas con enfermedad cardiaca (sobre todo angina de pecho o infarto de miocardio) tienen mayor riesgo de padecer un ICTUS.

-El consumo de tabaco y drogas.

-El consumo excesivo de alcohol.

-Grasa en sangre (colesterol y triglicéridos)

-La obesidad.

-La vida sedentaria.

-Tengas dolor de cabeza muy intenso y con un comienzo brusco y diferente al habitual.

Te puede interesar

Enfermedades mentales en los niños