Fiscal libera a empresario «Tío Yolu» tras clasificar acusación de agresión como falta

La madrugada del 23 de junio marcó la liberación de Jhordy Picón Andrade, más conocido como «Tío Yolu», después de que las autoridades determinaran que las acusaciones en su contra por agresión constituían una falta y no un delito penal. El empresario de Huánuco fue detenido inicialmente tras ser acusado por una ex trabajadora, Nelly Huaranga Aguirre, de agresión física.

El incidente se informó que ocurrió dentro del local comercial de Picón, situado en el Jirón Bolivar. Según Huaranga, durante una reunión, fue atacada por Picón después de una disputa sobre irregularidades en el inventario. Ella afirmó haber sido golpeada y arrastrada por el cabello, acusaciones que Picón ha refutado.

La intervención de la Sexta Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco fue decisiva. Tras evaluar el caso, la Fiscalía ordenó la liberación de Picón a las 3:00 a.m., destacando la falta de pruebas de un delito penal y la clasificación del incidente como una falta menor.

Picón, al ser liberado, declaró en redes sociales su inocencia y criticó las acusaciones en su contra, sosteniendo que todo fue un malentendido exacerbado por alegaciones falsas de robo. Explicó que se presentó voluntariamente a la policía y que colaboró con las investigaciones. Además, mencionó que continuará con una denuncia por robo contra Huaranga, quien supuestamente sustrajo bienes valorados en más de 50,000 soles de su tienda.

La liberación de Picón ha abierto un diálogo en la comunidad sobre las medidas de seguridad en los lugares de trabajo y la responsabilidad de los empleadores de proteger tanto la integridad física como los derechos de los empleados. La Fiscalía ha exhortado a ambas partes a buscar una resolución pacífica y legal a sus conflictos.