Extrabajadores de Yolu, relatan incidentes y supuestos abusos en tienda 

Un menor de edad, sobrino de Nelly Huaranga Aguirre, ha denunciado haber sido agredido y amenazado por el propietario de la tienda Yolu, según una reciente entrevista, el incidente ocurrió mientras el menor realizaba sus tareas habituales en la empresa Yolu, donde trabaja en el rubro de tienda, ayudando a los clientes.

El menor relató que el día de la agresión subió al segundo piso en busca de un modelo de zapatillas y se encontró con una reunión de los empleados de plataforma, quienes atienden virtualmente con celulares de la empresa. Durante la reunión, los dueños, la señorita Luciana Luyo Fernández y el señor Yordi Picón Andrade (ambos propietarios de Yolu), discutían sobre un robo ocurrido en el almacén del segundo piso. Según el menor, el señor Jordi mencionó que «el que robó se le va a perdonar la vida» y que «no tenía miedo de ir a la cárcel». Al escuchar esto, el menor decidió retirarse.

Al bajar al primer piso, el menor observó que todos estaban asustados y escuchó gritos que decían «no, ya basta, no, deténganse». Al subir nuevamente, vio de reojo que una persona con características similares a su tía estaba siendo jalada del pelo y pateada. El menor afirmó que el señor Jordi se acercó a él, lo insultó y le preguntó por qué estaba mirando. Luego, Picón Andrade lo agredió físicamente, ahorcándolo y golpeándolo en la ceja izquierda, manifestó.

El menor detalló que Picón Andrade le preguntó si era hermano de la persona que estaba robando, a lo que él respondió que era su sobrino. La agresión continuó durante aproximadamente 10 a 20 minutos hasta que un personal intervino y logró que Jordi Picón lo soltara. Según el menor, Jordi Picón le dijo que si se enteraban de que él robaba, lo desaparecerían. «Me asusté porque, o sea, yo no hice nada y principalmente vinieron, me agredieron y también me amenazaron diciéndome que me van a desaparecer», declaró el menor.

El menor también mencionó que durante su trabajo en Yolu, los empleados no tienen acceso a sus teléfonos celulares, ya que deben dejarlos en una caja al ingresar. Solo los empleados de plataforma tienen acceso a celulares proporcionados por la empresa para realizar ventas online. Después del incidente, el menor fue al médico legista a las 7:30 p.m. y presentó una denuncia.

El menor expresó su decepción con el propietario de la tienda Yolu, quien en las redes sociales se presenta como un empresario exitoso y filántropo. «Principalmente se le veía una buena persona. Por eso también entré a trabajar, porque no supe que en ningún momento iba a pasar algo malo», comentó el menor. 

Nelly Huaranga Aguirre

Por su parte, tras la denuncia de Nelly Huaranga Aguirre, extrabajadora del establecimiento, contra los propietarios Yordi Picón Andrade y Luciana Luyo Fernández.

Según el relato de Huaranga, el 20 de junio fue convocada junto a otros empleados a una reunión donde los dueños los interrogaron sobre supuestos robos. «El dueño empieza a preguntar a cada uno de ellos que quién le había robado», afirmó la denunciante. Huaranga asegura que al negar las acusaciones, fue agredida físicamente. «Su esposa se acerca a mí, en las cuales directamente sin mencionar nada me da una cachetada», declaró.

La extrabajadora sostiene que Picón también la agredió: «Él atina a darme un puñete en la cara, en la parte derecha, yo caigo al piso». Además, denunció que fue arrastrada del cabello y pateada.

Por su parte, Picón fue detenido inicialmente por tentativa de homicidio, pero luego liberado. En redes sociales, el empresario afirmó que las lesiones de Huaranga eran «de leve, más abajo» según el informe médico legal.

El caso sigue en investigación, con versiones contrapuestas sobre lo ocurrido y la existencia de pruebas.