Eduardo Lúcar y Torre, prócer de la Independencia de Huánuco

Escritor e historiador Por : Eliseo Talancha Crespo

El coronel Eduardo Lúcar y Torre es un personaje central en el proceso de la Independencia de Huánuco y en el nacimiento de nuestra vida republicana. Se trata del  último gobernante en Huánuco designado por la corona española, el prócer de la independencia nacional, el primer alcalde y también subprefecto de Huánuco . Su decidida adhesión a la causa patriota lo convierte en el activo fundador del Huánuco Republicano.

Nacido en Huari, Ancash, en 1792, llegó a Huánuco y se casó en 1812 con la dama huanuqueña Lorenza Crespo Palomino, con quien formó una numerosa y distinguida familia. Cuando San Martín llega al Perú y Alvarez de Arenales incursiona a la sierra central del país, Lúcar se desempeñaba como Juez Real y Subdelegado del Partido de Huánuco.

Conforme se desprende del acta del 9 de diciembre de 1820, Lúcar convocó al pueblo huanuqueño a un cabildo para decidir la posición que se adoptaría frente al  movimiento separatista . Alentados por el triunfo de Arenales en la batalla de Pasco sobre O’Reilly, los cabildantes huanuqueños se pronunciaron a favor de la independencia y designaron al capitán Ignacio Prado y José de Abarca para que comuniquen a Arenales que el pueblo huanuqueño había decidido liberarse del dominio español.

Según el acta de la Jura de la Independencia de Huánuco de fecha 15 de diciembre de 1820 , Lúcar y Torre , junto a Nicolás Herrera -comisionado de Arenales- presidió la proclamación y jura de la independencia, siendo ratificado como Subdelegado o Juez de la Patria.

El propio Lúcar narra la forma y circunstancias en que se produjo la solemne ceremonia y cuenta que el comisionado Herrera repitió el acontecimiento en Santa María del Valle y Huácar.

Siguiendo las instrucciones que había impartido el flamante alcalde de Pasco, Ramón de Arias , el 17 de diciembre de 1820 fue elegido primer alcalde de Huánuco por ser del agrado de todos. Asimismo, se designó a Don José de Figueroa, como Comandante de Armas o jefe de milicias de la ciudad, bajo las órdenes del Gobernador del departamento de Tarma, don Francisco de Paola Otero.

De esta manera se pasaba de la monarquía española a un nuevo sistema de gobierno republicano.

Desempeñó un papel preponderante en la formación y sostenimiento del ejército patriota  con milicias , montoneras y guerrillas que buscaban doblegar a las fuerzas realistas para coronar y consolidar la independencia nacional . El 23 de diciembre de 1820, Francisco de Paula Otero lo designó  Teniente Gobernador Político y Militar de Huánuco, con jurisdicción hasta el antiguo Partido de Panataguas, cumpliendo un rol muy importante en la formación de las milicias y el sostenimiento del histórico Batallón Huánuco.

En una comunicación de fecha 10 de agosto de 1823, Francisco de Paola Otero recuerda la designación a Lúcar en los siguientes términos: “Con este conocimiento cuando Huánuco estuvo agregado a la Presidente de Tarma, lo nombre de Coronel de Milicias de Caballería al honrado buen patriota Don Eduardo Lucar, vecino conceptuado y de proporciones en esa ciudad, que siendo subdelegado por el Rey en aquel tiempo, se decidió abiertamente por nuestra causa y arrostrando peligros juró y cimentó la libertad en su Provincia, estando casi a su frente el enemigo”.

Fue un influyente ciudadano en la vida social, política y económica en los albores del Huánuco Republicano .El médico alemán,  Eduard  Friederich Poeppig, que  llegó a Huánuco en junio de 1829, recuerda que Lúcar era el último vástago de la familia más antigua y más acaudalada de la época de los conquistadores.

Asimismo,  el viajero y médico escosés Archibald Smith  -que llegó a Huánuco en 1827- sostiene que Lúcar ejerció, al mismo tiempo, los cargos de gobernador y capitán de milicia de su distrito, y también de alcalde .

En 1844, también se desempeñó como subprefecto de la provincia de Huánuco , perteneciente entonces al departamento de Junín. Preocupado por proveer a Huánuco del servicio de agua, que por una acequia llegaba a las vetustas pilas ubicadas en el centro de la plaza de Armas y en las cuatro esquinas de la misma, decidió donar la pileta ornamental que actualmente se aprecia en la ciudad.

En medio de un gran regocijo popular, la joya arquitectónica tallada en una sola pieza de una inmensa piedra denominada “pilcu rumi”, fue inaugurada y bendecida  el 22 de marzo de 1849 .

En una cláusula de su testamento, declara que obsequió la pileta ornamental a Huánuco en prueba de su afecto a la tierra donde formó familia y donde quedaría su corazón. Falleció en 1860 y sus restos, al parecer, se encuentran en el Cementerio General de la ciudad.

Por los altos servicios prestados al país, Lúcar y Torre es un Prócer de la Independencia y un activo fundador de la República en Huánuco. Hasta 1900, el actual Jr. “28 de Julio” se llamaba calle Lúcar.

El pueblo de Huánuco se encuentra en deuda con este gran patriota libertario y por eso mismo hemos pedido a la Municipalidad que, en el marco del Bicentenario de nuestra Independencia, se exprese el testimonio de gratitud y reconocimiento a tan señera figura del Huánuco libertario.

 Lima , Ñaña ,9 de diciembre de 2020.