Editorial. Candidatos a la lata

Estamos a siete meses de las elecciones generales de abril del 2021 y son, hasta el momento, 24 las agrupaciones políticas que buscan participar. Estos partidos cuentan con inscripción vigente en el Registro de Organizaciones Políticas (ROP) del Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

El gran problema con muchos de estos partidos es que los “cupos” son muchas veces negociados al mejor postor. Este tipo de negociado ha generado que el nivel de candidatos, tanto en los aspectos académico como moral, sea cada vez más limitado.

Hay que reconocer que los partidos políticos considerados tradicionales están sin líderes. Esto es un grave problema para todos los departamentos que buscan representación efectiva de sus regiones. Realmente, los ciudadanos estamos cansados de representantes estériles, corruptos e ineptos.

A la mala percepción que la ciudadanía tiene sobre las agrupaciones y los políticos, estos malos manejos en los partidos políticos están generando un mayor desmedro del sistema y la clase política.

De acuerdo a nuestra constitución, todos los ciudadanos tienen el derecho de participar activamente en las elecciones, de elegir y ser elegidos, pero ¿es tal vez hora de que esta normativa sea reevaluada?

En nuestra pobre y enclenque democracia los partidos políticos no cumplen con su verdadera función. Estamos cosechando lo creado por Fujimori en su golpe de estado cuando desaparecieron los partidos políticos. Posteriormente, surgieron muchos movimientos políticos sin doctrina alguna y con el único objetivo de llegar al poder y llenarse sus bolsillos.

La situación es cada vez más delicada. Es importante ahora que nosotros, los ciudadanos, tomemos mejores decisiones.

Hasta hace poco muchos atinaban a decir que no les interesaba quien saliera autoridad porque vivían de su esfuerzo y trabajo. Ahora, muchos de ellos han sido afectados por la pandemia y han visto en carne propia a nivel nacional que el tener malas autoridades no solo causa corrupción sino también la muerte muchas veces por negligencia.

Esperemos se den las elecciones internas en las agrupaciones para decidir quién o quiénes serán los representantes, hay mucho de todo, aventureros con mucha calidad como también hay otros que son conocidos en el ambiente político, muchos de ellos arrastrando grandes pasivos de los hilos de la corrupción.