Caminante son tus huellas… Por la ruta de los colonos Huánuco – Pozuzo

Por Iraldia Loyola


(Primera parte)

Del 21 al 24 de julio (pasado), nuestro país rememoró uno de los pasajes importantes de su historia social pluricultural. Desde el Puente Calicanto 50 caminantes emprendimos la marcha hacia Chaglla, donde iniciaremos una de las caminatas históricas más importantes de los últimos siglos, la III Caminata Internacional por la Ruta de los Colonos Austro – alemanes (Huánuco -Panao – Chaglla – Muña – Tambo de vaca – Cushi – Pozuzo).

Este recorrido nos permitió conocer de fuentes primarias no solo la historia relatada por autores y viajeros, si no también vivir (sufrir) en carne propia las dificultades y obstáculos que encontraron los grupos de migrantes colonos alemanes y tiroleses para poblar y colonizar la región amazónica. A pesar de la falta de vías de comunicación estos hombres y mujeres gracias a su esfuerzo, valentía, tenacidad y decisión por sobrevivir llegaron a prosperar. 

Caminante son tus huellas…
Llegada a Chaglla y recibimiento de las población y autoridades

Cabe precisar que, a mediados del siglo XIX, el Gobierno Peruano auspició la inmigración europea con la promesa de construir una carretera a la zona, promesa incumplida que llevó a este grupo de colonos llegar a Pozuzo con sus propios esfuerzos.

Emprendimos el viaje jóvenes voluntarios de diferentes paises, una delegación pozucina, huanuqueña, especialistas de turismo de las Dirceturs, operadores turísticos, guías locales y profesionales comprometidos con el turismo sostenible (peruanos, ecuatorianos, costarricenses y alemanes). 

 

 

 

 

 

En el camino se sumaron 2 nuevos miembros, una planta del árbol de la Quina (51) y causa, una perrita muy valiente que a pesar del frío y las adversidades logró llegar a la meta (52). Esa travesía inició en el histórico Puente Calicanto, con un programa oficial y la presencia de las principales autoridades e Instituciones de Huánuco y Pasco.

A nuestra llegada a Chaglla la población junto a sus autoridades nos recibieron con un festival de identidad donde pudimos degustar de su variada gastronomía y conocer su interesante historia y tradición. Después de saborear el riquísimo locro de papas con queso, emprendimos viaje hasta la comunidad campesina de Muña, donde se encuentra una de las iglesias más antiguas de la provincia, cuya construcción data de 1711. Esta vía también sirvió para que los Padres Franciscanos aperturaran la ruta en 1712 para evangelizar a los oriundos de la zona.

Caminante son tus huellas…Inicio del Tramo Muña Tambo de Vaca


En la puerta de esta histórica capilla colonial de Muña, recibimos la noche con un recital poético denominado «Versos en ruta», en ella se compartió poemas de escritores huanuqueños que fueron leídos por los caminantes y pobladores. Recital organizado por el escritor y poeta Jhonn Medina (quien donó ejemplares de sus libros) y la Asociación civil cultural Roger Vidal Roldan.

Esta comunidad fue de paso obligatorio para los colonos, ya que fue un punto importante, donde podían pernoctar y hacerse de provisiones para continuar el camino más pesado de ingreso a los Andes para después bajar a la selva. 

Esta ruta histórica fue utilizada también por el segundo grupo de colonos de Austria (Tirol) y de Alemania (Baviera). En julio de 1868, este gran grupo de valientes caminantes llegaron a Pozuzo en octubre de ese mismo año, este fue el más numeroso pues caminaron 320 personas.

Por estos caminos agrestes y de difícil acceso viajaban hombres que aportaron a la historia de la botánica de nuestro país, como:los españoles Ruiz y Pavón, Antonio Raimondi  y otros, a quienes iremos conociendo en esta crónica. 

Al día siguiente emprendimos camino hacia la montaña, dejamos atrás Muña, para ascender a Tambo de Vaca, surcar los andes y descender a la selva peruana…