CALCULAR LOS INGRESOS Y EGRESOS DE UNA EMPRESA

Toda empresa necesita conocer su flujo de caja, los ingresos representan entradas de dinero en la empresa. Estas pueden provenir de diversas fuentes, como:

  • Venta de productos o servicios: Cuando la empresa vende bienes o presta servicios a sus clientes.
  • Intereses por inversiones o ahorros: Ganancias generadas por inversiones financieras.
  • Rentas: Ingresos por alquiler de propiedades.
  • Subsidios o subvenciones: Ayudas económicas otorgadas por el gobierno u otras entidades.

Mientras que los egresos son salidas de dinero, pudiendo clasificarse en:

  • Gastos habituales: Pagos por bienes o servicios necesarios para el funcionamiento diario (por ejemplo, salarios, alquiler, suministros).
  • Inversiones: Gastos destinados a activos que se espera generen un retorno en el futuro (por ejemplo, maquinaria, tecnología).

Tomar nota que algunos egresos, como la depreciación, no implican salida de efectivo, pero sí se consideran como gastos.

El control de ingresos y egresos es fundamental para la gestión financiera de una empresa. Aquí te presento algunas recomendaciones y pasos para obtener una visión clara de los ingresos y egresos a lo largo del tiempo:

Planificación financiera:

Crea un plan financiero que establezca cómo se distribuirán los ingresos para cubrir los egresos. Define los tipos de ingresos y egresos que afectan a tu negocio.

Los ingresos son las cantidades de dinero que recibe tu empresa, mientras que los egresos son los pagos necesarios para operar el negocio.

Tipos de ingresos:

  • Ingresos fijos: Dinero que se recibe periódicamente.
  • Ingresos variables: Entradas de dinero sin previo aviso.
  • Ingresos tipo activo: Generados por bienes o servicios específicos.
  • Ingresos pasivos: Generan dinero sin actividad específica (como el alquiler).

Tipos de egresos:

  • Egresos fijos: Obligados para el funcionamiento del negocio.
  • Egresos variables: Dependientes del volumen de productos o servicios.

Realiza una proyección de ingresos y ganancias para lograr un balance positivo.

Análisis de flujo de efectivo:

  • Supervisa cómo el efectivo entra y sale de la empresa.
  • Un flujo de efectivo positivo indica buena salud financiera.
  • Utiliza software de administración financiera para obtener informes precisos y en tiempo real.

Organización del flujo de caja:

  • Registra todos los ingresos y egresos en un sistema organizado.
  • Utiliza herramientas como hojas de cálculo o software de contabilidad para llevar un seguimiento detallado.

Revisión y ajuste periódico:

  • Analiza los niveles de fluctuación en los gastos mes a mes.
  • Busca oportunidades para reducir costos con nuevos proveedores.
  • Crea un presupuesto y síguelo rigurosamente.

Software de administración financiera:

Utiliza herramientas como Bind ERP para obtener informes precisos y consolidados1.

Recuerda que cada empresa es única, por lo que adapta estas recomendaciones según tus necesidades específicas. ¡Buena suerte en el control de tus ingresos y egresos! 💼💰.