A menos de un mes para las elecciones

Faltan escasos 25 días para las Elecciones Regionales y Municipales 2022, y el panorama político es aún incierto. 

No solo nos referimos a que las mayores probabilidades se centran en tres movimientos o partidos políticos, sino también a que los candidatos puedan entrar o regresar a contienda. 

Inclusive después de haber sido separados, hasta un día antes de las elecciones, algo nunca antes visto.

Por norma, entendemos que si se les puede separar hasta un día antes de las elecciones y que las resoluciones del JNE son inapelables, es más, eso figura en la Constitución Política del Perú (CPP).   

Sin embargo, a pesar de ello, la realidad es otra. Toda esta informalidad dice mucho de la endeble democracia que vivimos y de la poca institucionalidad existente en el país.

Debemos de tener en cuenta que hace poco hemos vivido una crisis de salubridad gravísima, donde murieron miles de personas por la falta de oxígeno y atención médica. 

Todo esto debido a la incapacidad, falta de gestión y total falta de empatía con la sociedad por parte de la gestión del prófugo Juan Alvarado.

Dicho esto, a nivel regional se necesita que el próximo heredero regional tenga capacidad de gestión y de inversión para realizar obras de calidad y gran impacto a la región. 

Que sepa generar trabajo. Sin embargo, cuando hablamos de trabajo no solo nos referimos al trabajo que las obras de construcción generan, sino también que genere verdadero desarrollo laboral a la región.

En cuanto a nivel provincial, el transporte, la informalidad, la inseguridad ciudadana, la limpieza, son factores sumamente preocupantes que no han mejorado nada en los últimos 15 a 20 años. 

Todo lo contrario, solo ha empeorado. Las últimas dos gestiones provinciales han demostrado una incapacidad impresionante para manejar la ciudad. 

Únicamente se aprecia una carencia de identidad y poco amor a la ciudad y al ser huanuqueño.

Es bastante penoso el irse del principal sillón provincial del departamento sin pena ni gloria, con una gestión literalmente estéril.

El lograr convertirse en autoridad municipal es un gran reto, pues lo que Huánuco necesita es trabajo y modernidad en sus calles. 

Los cuales deberán centrarse en culminar los anillos viales para agilizar el tránsito. Hay que darle facilidad a la población para que se movilice. 

Necesitamos un alcalde que tenga una nueva visión de la ciudad y que realmente sepa lo que se necesita hacer, ya no estamos para improvisaciones.