Salud Sexual| ¿Qué es la demisexualidad?

Michaela Kennedy-Cuomo, la hija del entonces gobernador de Nueva York Andrew Cuomo. A principios de este año, se declaró «demisexual», fue recibida con condescendencia pública.

Muchos se burlaron de su demisexualidad, una falta de atracción sexual hacia los demás sin una fuerte conexión emocional. Pocos reconocieron la demisexualidad como «real».

Pero aunque la demisexualidad no es muy conocida, es una orientación sexual como cualquier otra, que se aplica a personas de todo el mundo.

Espectro de la asexualidad

La demisexualidad, que cae en el espectro de la asexualidad, difiere de simplemente querer esperar a que se forme un vínculo profundo antes de tener relaciones sexuales con alguien; más bien, es más parecida a la experiencia de ser asexual hasta que se forma ese tipo de conexión, momento en el que la atracción sexual se extiende solo a esa persona.

Para todos los sexuales, por otro lado (personas que no están en el espectro asexual), esperar para tener relaciones sexuales hasta formar una conexión profunda es más una preferencia y menos una necesidad para desarrollar el deseo sexual.

El anuncio de Kennedy-Cuomo tuvo efectos positivos, dice Kayla Kaszyca, co-creadora demisexual del podcast Sounds Fake But Okay, en el que ella y su coanfitriona asexual y arromántica Sarah Costello discuten el amor, las relaciones y la sexualidad en el espectro asexual.

En algunos casos, Kaszyca dice que la declaración de Kennedy-Cuomo elevó el perfil de la demisexualidad, avivando «más discurso al respecto».

Por otro lado, la ampliación de la discusión también atrajo detractores y difundió desinformación.

«Creo que la palabra [demisexualidad] es definitivamente más conocida, pero la definición adecuada podría no ser clara para mucha gente», dice Kaszyca, de 24 años.

Por ejemplo, muchos todavía rechazan la demisexualidad, insistiendo en que es «normal» no sentirse atraído sexualmente por alguien hasta que se forma una conexión emocional más profunda con ellos.

«Alguien podría decirte, ‘¿No todos son así?‘» Entonces, dice Kaszyca, «tienes que empezar a romper los mitos».

as personas que se identifican como demisexuales, como Kaszyca y otros que comparten contenido relacionado con su orientación, están trabajando activamente para aclarar esa definición.

Es una tarea especialmente complicada, cuando se habla de una orientación que ni siquiera ha tenido un nombre durante tanto tiempo. De igual forma, definición esta que a menudo confunde a la gente.

Pero su trabajo está marcando la diferencia. Y, durante los últimos años, la discusión sobre la demisexualidad ha proliferado en grupos de Facebook. Variadas publicaciones de Instagram, servidores de Discord. Hasta organizaciones dedicadas al espectro asexual en todo el mundo.

«Ah, somos muchos»

Cairo Kennedy, de 33 años de Saskatchewan, Canadá, creció «sin experimentar atracción sexual de la misma manera que mis compañeras, y te sientes un poco rota», dice. «Se convirtió en un gran secreto y fuente de vergüenza».

Cuando descubrió hace solo unos años que había un nombre para su orientación sexual, se sintió «un poco mejor, pero luego no había información», dice, al menos nadie habla de demisexualidad desde la perspectiva de alguien con experiencia vivida.

Había suficientes publicaciones de Aven para que ella leyera y pensara: «ah, esta soy yo», pero no tanto, «ah, hay muchos de nosotros«.

Kennedy decidió llenar este vacío, comenzando un blog de «estilo de vida demisexual».

A través del blog, muchos otros demisexuales se han puesto en contacto con ella, personas que van desde adolescentes hasta personas de 50 años, que viven principalmente en los Estados Unidos y Europa.

«Me sorprendió mucho la cantidad de personas que parecen relacionarse», dice.

«Creo que el término es más popular debido a las redes sociales», dice la terapeuta con sede en Hawái especializada en sexualidad humana Janet Brito.

Escuchó por primera vez el término demisexualidad durante sus estudios posdoctorales en la Universidad de Minnesota, EE.UU., en 2014, «a pesar de que describe [una orientación sexual] que ha existido durante tanto tiempo».

Aunque Brito reconoce que la demisexualidad abarca todos los grupos de edad, sus clientes abiertamente demisexuales tienden a tener poco más de veinte años.

«Tienen más exposición a las redes sociales», dice, «[donde] es más aceptable hablar de este espectro».

Esa exposición genera validación. «Las redes sociales abren la puerta a muchas otras voces a las que no hubiéramos estado expuestos en el pasado», agrega.

«[La gente] puede verse a sí misma representada, finalmente».

Gracias a internet

Klaus Roberts, de 30 años, que vive en las afueras de Helsinki, le da crédito a Internet por ayudarlo a poner un nombre a su orientación hace unos cinco años.

«Finlandia está un poco atrasada en muchas de estas cosas, porque somos un país relativamente pequeño», dice.

Se había identificado como asexual, pero conocer gente en comunidades LGBTQ + multinacionales en línea lo ayudó a darse cuenta de que demisexual lo describía mejor.

«A las personas que saben algo sobre estos términos, les resulta más fácil entenderme cuando los uso».

Cuando los establecimientos tradicionales no brindan información sobre una variedad de orientaciones sexuales, estas voces en línea se vuelven cruciales para la educación.

Te puede interesar

Es posible prevenir la psoriasis