El gigante iraní

Una de las grandes figuras de los Juegos Paralímpicos será Morteza Mehrzad, el iraní integrante de la selección de voleibol sentado, deporte en el que debutará este viernes ante Alemania. 

El jugador de 33 años mide 2,46 metros y es el deportista profesional más alto de la historia. Además, defiende con su equipo el título paralímpico: ganó la medalla de oro en Río 2016 y en aquel entonces fue la gran figura de la final: una muralla imposible de contrarrestar para sus rivales en aquel partido decisivo ante Bosnia, la otra gran potencia en esta disciplina.

Delegación peruana ya está en Tokio

Nacido en 1987 al norte del país, Mehrzad es el hombre más alto de Irán y segundo del mundo.

Sufrió mucho ya desde pequeño: nació con acromegalia, una enfermedad que provoca que la glándula pituitaria produzca demasiada hormona de crecimiento, lo que deriva que brazos, piernas, manos, pies y cara crezcan de manera anormal. Se calcula que en el mundo existen entre 40 y 70 pacientes con acromegalia por cada millón de habitantes

En la actualidad, su pierna derecha es 15 centímetros más pequeña que la zurda.

Gracias a la televisión, la vida de Mehrzad cambió por completo. Un día apareció en un programa de TV y fue el entrenador de la selección iraní de voley sentado, Hadi Rezaei, quien lo vio y lo llevó a su equipo para competir en los Juegos Olímpicos Ríos 2016. “No estaba buscando un jugador que, sentado, pudiese ver claramente sobre la red pero un día, hace cinco años, lo vi en televisión. Supe que podía utilizarlo en mi equipo”, indicó el entrenador sobre Mehrzad.

El voley sentado existe desde la década del ‘60 y en líneas generales tiene las mismas reglas que el voley. Es un deporte paralímpico: lo juegan atletas que poseen algún tipo de incapacidad corporal.

La dimensión de la cancha es de 10 metros por seis en total y la red alcanza una altura de 115 centímetros. La parte del torso siempre debe estar en contacto con el piso, pero Mehrzad corre con la ventaja de que saca varios centímetros de diferencia por encima de la red y apabulla con sus remates y bloqueos.

Irán es la mayor fuerza del deporte masculino: ganó 7 de 9 Juegos Paralímpicos y 7 de 10 Mundiales. Es el dream team, mientras que Bosnia se quedó con los otros 5 títulos que no fueron de Irán. Desde el 2000, todas las finales paralímpicas son entre ellos.

Espectacular inauguración