¡Una derrota más!

Alianza Universidad de Huánuco perdió por la mínima diferencia ante la Universidad San Martín de Porres por el inicio de la fase 2.

Con el ‘pie izquierdo’. Alianza Universidad empezó su participación en la fase 2 del fútbol con una derrota ante el equipo ‘albo’. Los huanuqueños no supieron sostener el empate a 0, ya que el gol lo anotaron en los últimos minutos del encuentro.
Un primer tiempo que no regaló muchas ocasiones de gol y que todo se concretó en la parte complementaria. La ‘sorpresa’ de la tarde fue el retorno del ‘Mudo’ Rivas al once titular, pero esta vez jugando como zaguero central, un puesto distinto para él, ya que siempre se le vio jugar como mediocampista, otro jugador que también arrancó fue Gamarra que le costó por momentos adecuarse al gramado sintético del estadio de la Universidad Mayor de San Marcos.
Los cambios de los ‘santos’ permitieron que haya más opciones de ataque en el partido, y así los dirigidos por Ronny Revollar se compliquen en su afán de defender y buscar el contraataque hacia el arco de Penny.
Antes de finalizar el primer tiempo, los ’albos’ tuvieron una clara ocasión de gol, pero el guardavallas Diego Morales supo achicar de la mejor manera ante la embestida del delantero de la San Martín.
Para los segundos 45 minutos, ambas escuadras intentaron la manera de abrir el marcador pero ambas defensas supieron demostrar mucho orden.
A los 81’ minutos de juego, Rebalgiati sacó un centro al corazón del área para que Sebastián Gonzales pueda batir la resistencia de Morales, en un primer momento se reclamó posición adelantada, pero todo quedó para la polémica de los referentes del fútbol.
Luego del gol, Revollar adelantó las líneas de su equipo, pero no les quedó más que la resignación al no poder encontrar el gol del empate.
De esta manera, San Martín sumó sus tres primeros puntos en la segunda fase y en la próxima fecha enfrentará a Deportivo Binacional de Juliaca.
Por otra parte, los ‘pata amarillas’ enfrentarán al campeón de la fase 1, Universitario de Deportes, con la obligación de ganar para cortar la mala racha de dos derrotas consecutivas.