Trinit mató a Dámaris porque creía ser su dueño

Especialista Sandy Marcelo Cárdenas, analizó el perfil del asesino de enfermera técnica.

La violencia contra las mujeres no es un simple problema de pareja, sino se trata de un problema de alta complejidad que está enraizado tanto en factores culturales como socioestructurales, afirmó la psicóloga y miembro del Consejo Regional IX del Colegio de Psicólogos de Huánuco, Sandy Marcelo Cárdenas.

La especialista analizó el perfil del asesino confeso de la enfermera técnica Damaris Rojas Suárez, y afirmó que Trinit Bautista Rosas, no tiene trastorno mental, pero si complejo de superioridad, al creer que era dueño de la víctima.

“Muchas veces se cree que solo alguien con trastorno mental puede hacer este tipo de agresiones y no es así, podríamos decir que un feminicida presenta distorsiones cognitivas extremas que son propias del entorno cultural, más no trastorno mental”, expresó.

La psicóloga indicó que hay hasta cuatro niveles de agresión a las víctimas de violencia. “Las diferentes agresiones que sufren las mujeres dentro de una relación de pareja se manifiestan de diversas maneras, según un estudio de la Universidad de Lima y el Consorcio de Investigación Económica y Social (CIES), existen cuatro formas en las que las víctimas son presionadas”, explicó.

1er nivel de agresión: Denominado de control limitado y tiene celos como principal manifestación de la violencia que ejerce la pareja en la relación.

2do nivel de agresión: Presenta el control limitado, además de los celos, el dominio se amplía a no dejarla ver a sus amigas o aislarla de sus familiares.

3er nivel de agresión: El control se vuelve más violento, y aparte de la violencia psicológica, la mujer sufre empujones, sacudones y golpes con el puño.

4to nivel de agresión: Es el control violento con riesgo de feminicidio, se combina los golpes con intentos de estrangulación o quemarla, ataques con armas y amenazas de muerte.

Esos 4 niveles de agresión, habría presentado Trinit Bautista, pero nadie lo advirtió.

Es bueno recalcar que, en casos de relaciones violentas, las agresiones empezaron entre el primer y segundo año de unión. Lo que nos lleva a decir que para que haya violencia no siempre hay un ciclo y escalada en la violencia.

Una mujer no siempre tiene que pasar por los cuatro niveles de agresión para estar en riesgo de feminicidio; porque a veces el espiral de las agresiones puede darse en un lapso muy corto de tiempo.

TIPOS DE AGRESORES:

1er grupo: Presentan baja probabilidad de ejercer violencia (física o psicológica) o presión. No presentan trastornos de personalidad.

2do grupo: Existe alta propensión a ejercer violencia física y sexual a sus parejas, pero la proporción con problemas de salud mental es muy baja.

3er grupo: Actos violentos eran menos severos que en la segunda categoría, casi la totalidad presentan trastornos de personalidad antisocial, limítrofe o de dependencia emocional.

Los agresores que llegan a matar a sus víctimas por patrones machistas (el varón cuantas más mujeres de conquista tenga, mejor; infidelidad como signo de orgullo y título de prestigio; conquistar sexualmente a las mujeres y satisfacer la vanidad masculina sin que el matrimonio sea un obstáculo) y no por desequilibrios psicológicos, puesto que un hombre, pese a no tener trastornos, usualmente cree que debe controlar a su pareja porque la considera de su propiedad, puntualizó la psicóloga Sandy Marcelo.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Bloqueador de anuncios detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Por favor, ayúdenos deshabilitando este bloqueador de anuncios.