Tribunal chino condena a muerte a ciudadano canadiense

La Justicia de China ratificó la sentencia a muerte al canadiense Robert Lloyd Schellenberg (38) acusado de introducir al país asiático 220 kilos de metanfetaminas. En enero del 2019 un tribunal de este país lo condenó a la pena capital, pero la decisión apelada por los abogados del denunciado. Esta decisión llega en medio de tensiones diplomáticas entre Beijing y Ottawa.

De acuerdo a la sentencia inicial, Schellenberg llegó en el 2014 a la ciudad china de Dalian con el objetivo de transportar drogas hacia Australia. Sin embargo, cuando el hombre de 38 años intentaba escapar en un vuelo hacia Tailandia, fue detenido por agentes del orden. En noviembre del 2018, la Corte Popular Intermedia de Dalian lo sentenció con 15 años de cárcel y una multa de 20 mil euros. La defensa legal del canadiense apeló la decisión y en el 2019 se llevó a cabo un nuevo juicio. El nuevo proceso contra Schellenberg se saldó con la imposición de la pena de muerte.

“Hemos expresado a China en repetidas ocasiones nuestra firme oposición a este castigo cruel e inhumano. Seguiremos en contacto con representantes políticos chino al más alto nivel para lograr clemencia para el señor Schellenberg”, expresó Dominic Barton, embajador de Cánada en China.

No obstante, Lloyd Schellenberg no es el primer canadiense al que la justicia de China condena. Un tribunal de Dandong sentenció el día de hoy al empresario Michael Spavor a 11 años de prisión. A Spavor se le halló culpable por los delitos de espionaje y provisión ilegal de secretos de Estado.

Ambas sentencian tensa aún más las relaciones entre China y Cánada que vienen caldeadas desde finales del 2018. Ese año Meng Wanzhou, directiva de la tecnológica china Huawei, fue detenida en el país norteamericano a pedido de Estados Unidos. Este país acusa a Meng de fraude bancario y solicitó a Cánada una orden de extradición.

 

Lea también

Gobernador de NY renuncia tras denuncias de acoso sexual