Supremo Tribunal Federal de Brasil anula pruebas contra Lula da Silva y cuestiona su arresto previo

José Antonio Dias Toffoli, juez del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, anuló todas las pruebas contra el presidente Luiz Inácio Lula da Silva derivadas del acuerdo de colaboración con la empresa Odebrecht. La decisión, emitida este miércoles, califica el arresto de Lula entre 2018 y 2019 como un «error histórico», y deslegitima el papel del exjuez Sergio Moro y otros agentes en la operación Lava Jato.

Toffoli argumentó que las pruebas se obtuvieron mediante métodos «heterodoxos e ilegales», y que la operación tuvo el propósito velado de «poner a un líder político entre rejas». En un pronunciamiento tajante, el magistrado afirmó que el caso era resultado de «un proyecto de poder» de ciertos agentes públicos que buscaban «conquistar el Estado por medios aparentemente legales, pero contrarios a la ley».

Esta resolución judicial pone en revisión los acuerdos previamente firmados con Odebrecht y podrían conducir tanto a la absolución de los investigados como a posibles sanciones penales contra los agentes involucrados. La decisión también tiene repercusiones políticas, ya que reafirma la inocencia de Lula da Silva, quien fue liberado en 2019 y ganó las elecciones presidenciales de 2022.

El ministro de Justicia, Flavio Dino, aplaudió la decisión del STF, señalando que cierra «una de las páginas oscuras» de la historia brasileña. Sin embargo, Sergio Moro defendió su actuación en la operación Lava Jato a través de Twitter, asegurando que se recuperaron más de 6000 millones de reales para Petrobras y que sus métodos fueron legales.

Este fallo del STF promete tener un impacto duradero tanto en el sistema judicial como en el ámbito político de Brasil.