Suboficial PNP se libra de prisión preventiva por falta de pruebas contundentes

En un reciente proceso judicial, el suboficial PNP Jhohan Pimentel Machado enfrentó acusaciones graves. Se le imputaron los delitos de organización criminal y cohecho pasivo propio en el ejercicio de la función policial. Sin embargo, la decisión del juez respecto a este caso ha sido objeto de atención.

Durante la audiencia, se debatieron diversas pruebas, incluyendo capturas de pantalla de conversaciones telefónicas y transcripciones de audio y video. Estas pruebas buscaban establecer la participación de Pimentel Machado en actividades delictivas relacionadas con la organización criminal y el soborno dentro de la función policial. Sin embargo, el juez no encontró estas pruebas lo suficientemente convincentes para determinar una participación directa y significativa del acusado en los delitos imputados.

El fiscal sostuvo que las conversaciones implican a Pimentel Machado en actividades ilícitas, incluyendo el cobro indebido por exámenes a estudiantes de la policía. No obstante, el juez evaluó que estas pruebas no eran concluyentes para probar la participación del suboficial en una organización criminal o en actos de cohecho pasivo propio.

Como resultado, el juez optó por no dictar prisión preventiva contra Pimentel Machado, considerando que no existían elementos suficientes para sostener que el acusado constituía un peligro para la sociedad o que pudiera obstruir la justicia. En su lugar, se impusieron medidas menos severas, como la comparecencia con restricciones, que incluyen firmar semanalmente en la fiscalía, no cambiar de residencia sin notificación, no comunicarse con coimputados, y una caución económica de 30 mil nuevos soles.

Además, se dictó un impedimento de salida del país por 36 meses y se ordenó la entrega del pasaporte del suboficial en caso de poseerlo. El fiscal expresó su desacuerdo con la decisión y anunció su intención de apelar.