Sindicato de trabajadores del Hospital de Tingo María denuncia atentado contra integridad física de empleados

Convoca a paro indefinido y denuncia múltiples irregularidades

El Sindicato Unificado de Trabajadores del Hospital de Tingo María, liderado por Leonardo Ocaña Navarros, Secretario de Organización, ha anunciado un paro indefinido en respuesta a una serie de preocupaciones críticas que afectan tanto a los trabajadores como a los pacientes del hospital.

Según Ocaña Navarros, el Hospital de Contingencia, que originalmente fue diseñado para funcionar durante dos años, ya lleva ocho en operación. «No hay calificativo para describir el estado en el que se encuentra la infraestructura. Ya está destruido totalmente», afirmó. Además, señaló que el nuevo hospital, que también lleva ocho años en construcción, sigue sin terminarse, afectando a la población que depende de estos servicios médicos.

Supuestos actos de corrupción

El sindicato denuncia la «pésima gestión del actual Director Ejecutivo, obstetra Rafo Iván Hidalgo Tuesta». Según Ocaña, hay problemas de supuestos actos de corrupción y abusos de autoridad. «La ejecución presupuestal es baja, ya estamos casi terminando el año y los programas presupuestales en cuanto a la ejecución de sus presupuestos están sumamente bajos», agregó.

Otra preocupación es el anuncio de la anulación de una partida de servicios eléctricos del hospital para pagar sueldos al actual director administrativo y al asesor jurídico, quienes han sido pasados a la categoría de puestos de confianza. «¿Tenían que haber anulado la partida de servicios eléctricos? Por supuesto que hay necesidades, múltiples necesidades», cuestionó Ocaña.

Reubicación del marcador de asistencia 

«La Gota que Colmó el Vaso». El sindicato también denuncia la decisión del director de reubicar el marcador de asistencia en la pista, obligando a los trabajadores y pacientes a caminar al menos tres cuadras bajo diversas inclemencias del tiempo. «Es una medida totalmente irracional», dijo Ocaña, calificándola como «la gota que colmó el vaso».

Ocaña también señaló que, bajo el pretexto de un supuesto robo, la dirección pretende privatizar los servicios de vigilancia y limpieza. «Están rotando a los trabajadores que son casos indeterminados a diversas áreas», lo que, según él, pone en riesgo la seguridad de las instalaciones.

Convocatoria a paro y asamblea

En respuesta a estas múltiples preocupaciones, el sindicato ha convocado una asamblea de emergencia para el martes 10 a las 10:00 a.m. en el comedor del Hospital de Contingencia. «El fin del paro es exigir el cambio de este Director Ejecutivo al gobernador», concluyó Ocaña.

Dato:

Ocaña informó que actualmente hay entre 60 y 80 pacientes en el hospital de contingencia, quienes también se verán afectados por estas medidas. «En las peores condiciones», añadió.