SIN JUSTICIA NO HAY PAZ NI AMOR

LA VOZ DE LA MUJER

Denesy Palacios Jiménez

19 de diciembre 2022

Nos aproximamos a una fecha universal que une a la humanidad entera; sin embargo, la más de una veintena de muertos del pueblo peruano parecen no importar a la elite privilegiada congresal que hace oídos sordos, a que se vayan todos, y por supuesto para eso cuentan con el aval de la policía Nacional, cuyos miembros en su gran mayoría al igual que los soldados del ejército Peruano son de la extracción social más baja del pueblo, me refiero en cuanto a sus niveles socioeconómicos, además se cuenta con la venia y ligereza del Poder Judicial y Fiscalía, se olvidaron de la carga procesal de los expedientes que duermen el sueño de la injusticia por tantos años.

Sorprende el cinismo con el cual quieren hacer creer que estos actos no son de insurgencia, sino de terrorismo; claro, porque la insurgencia está considerada en la Constitución, que están parchándola a su antojo, pero que no quieren modificar, oiga eso no es provocación.

Quien tiene en su cancha la solución al problema, ante tantas ilegalidades cometidas en todo este proceso anómalo es el Tribunal Constitucional, el Poder Judicial y el Ministerio Público, ¿Qué hacen? Se está conculcando los derechos más elementales de los peruanos, que es la vida y la libertad. Y todo por no querer cerrar el congreso, que es el más impopular en toda la historia republicana, porque no entienden que el Perú es una nación de todas las sangres, y seguimos con el purito que solo deben gobernar la clase que se ha enriquecido llegando al poder y que los pobres de las provincias que también llegan , hoy los vemos muy enriquecidos, es tan difícil investigar cuántos de ellos tienen empresas constructoras que agarran las obras de los Ministerios y sino es así les echan candado y los pobres pueblos siguen sin servicios básicos, y los que provienen de las fuerzas armadas que en este periodo tenemos varios, han montado sus empresas de Seguridad y Vigilancia a nombre de testaferros, y todos nos hacemos de la vista gorda, porque a eso se la llama viveza, cuando es vileza. Es decir, estamos plagados de antivalores, la justicia y las reglas se dan para que las cumplan los pobres o empobrecidos, mejor dicho, porque alguien les arrebato desde sus tierras hasta su apellido, y escucho a un fanfarrón congresal que quieren diálogo o imposición, y porque no ponemos esa idea en el sentido correcto, hasta cuando quieren imponer al pueblo peruano sus beneficios personales, precisamente son impopulares porque están trastocando la ley Universitaria que impulsada la meritocracia, la calidad educativa y el licenciamiento, para el cumplimiento de las condiciones Básicas de decir,ad que nos llevan hacia la acreditación, están ampliando las licencias para extracción de nuestros recursos sin ninguna renegociación en favor del Perú.

Se pide una nueva constitución y se niegan rotundamente, pero modifican, para perpetuarse ellos en el poder, ¿esa no es traición a la patria? Y montan el aparato represivo a través de las fuerzas armadas para seguir prevaleciendo sus ambiciones, sus repartijas, sus ventas de la patria de todos los peruanos, eso no es amor al Perú, ¿eso es patriotismo? Por favor usan el mamotreto de que no quieren al comunismo. El Perú de Arguedas y Vallejo nunca será comunista, porque si rescatamos nuestra cultura, el pueblo peruano es holístico, es decir, somos tan avanzados, que estos ineptos no nos dejan avanzar, la racionalidad andina es la que siembra las bases del desarrollo sostenible, porque impulsa el equilibrio ecológico, entenderán algo de esto esta elite, que al parecer no, y por eso actúan con maldad, saña, y menosprecio al prójimo,  es la clase política más inculta de toda la tierra, por eso no dan ninguna muestra de amor, ni de justicia, así es difícil que consigamos la paz tan ansiada en todos los hogares peruanos.