Si siente que sus pulmones fallan, aquí unos consejos…

Se trata de un par de órganos que aparentan una forma de pirámide y están alojados en el pecho, a los costados del corazón y permiten que el cuerpo reciba oxígeno del aire. Cuando las personas inhalan aire, el cuerpo recibe oxígeno, cuando exhalan, sacan el dióxido de carbono del cuerpo.

Se les considera vitales toda vez que la respiración es una función fundamental para el organismo y de la vida como tal. Permiten que ingrese oxígeno a la sangre y mediante el proceso de intercambio de gases, se elimina el dióxido de carbono.

Lo anterior son tan solo unas cuantas funciones que tienen a cargo los pulmones y que dan cuenta de la importancia del cuidado de los mismos.

La Asociación Americana del Pulmón, una dieta saludable, dejar de fumar y hacer ejercicio. Son algunas de las medidas tempranas, que pueden tomar las personas para mantener los pulmones sanos.

Dicha organización, destaca seis signos de alerta que pueden desembocar en una enfermedad pulmonar incluida la epoc–. El asma y el cáncer de pulmón, que deben tener en cuenta las personas. Si presenta alguno de ellos, es prudente que acuda al médico para una revisión de los pulmones.

  • Tos crónica. Una tos que ha tenido durante ocho semanas o más se considera crónica. Este es un síntoma temprano importante que le indica que algo anda mal con su sistema respiratorio.
  • Dificultad para respirar. No es normal experimentar dificultad para respirar que no desaparece después de hacer ejercicio o que tiene después de poco o ningún esfuerzo. La dificultad para respirar, la sensación de que es difícil inhalar y exhalar, también es una señal de advertencia.
  • Producción crónica de moco. El moco, también llamado esputo o flema, es producido por las vías respiratorias como defensa contra infecciones o irritantes. Si su producción de moco ha durado un mes o más, esto podría indicar una enfermedad pulmonar.
  • Sibilancias. La respiración ruidosa o las sibilancias son una señal de que algo inusual está bloqueando las vías respiratorias de los pulmones o haciéndolas demasiado estrechas.
  • Tos con sangre. Si tose sangre, puede provenir de los pulmones o del tracto respiratorio superior. Venga de donde venga, indica un problema de salud.
  • Dolor de pecho crónico. El dolor de pecho inexplicable que dura un mes o más, especialmente si empeora al inhalar o toser, también es una señal de advertencia. 

Para evitar que los pulmones se desgaste o, en caso tal, recuperar paulatinamente el cuidado de los mismo, el portal MejorconSalud destaca cinco recomendaciones:

La primera recomendación es una que no la hacen solo los expertos en la materia sino también aquellos que han dejado el vicio: dejar de fumar. Es uno de los factores más comunes entre las enfermedades pulmonares.

-Practicar la respiración profunda también puede ayudarle a sus pulmones, realice ejercicios en este sentido: inhale, contenga la respiración por unos segundos y luego exhale. Además incorpore en su rutina diaria el ejercicio físico. No tiene que correr decenas de kilómetros para hacer ejercicio si no le gusta, hay otras alternativas que también la harán bien, tales como la meditación, el yoga o asistir al gimnasio para realizar ejercicio controlado.

Es recomendable que si padece de algún problema pulmonar consulte primero a su médico de cabecera sobre qué ejercicios puede o no hacer. Sumado al ejercicio es clave que se le mida a comer sano, evite los alimentos ultraprocesados y limite el consumo del alcohol.

La primera recomendación es una que no la hacen solo los expertos en la materia sino también aquellos que han dejado el vicio: dejar de fumar. Es uno de los factores más comunes entre las enfermedades pulmonares.

Practicar la respiración profunda también puede ayudarle a sus pulmones, realice ejercicios en este sentido: inhale, contenga la respiración por unos segundos y luego exhale. Además incorpore en su rutina diaria el ejercicio físico.

 No tiene que correr decenas de kilómetros para hacer ejercicio si no le gusta, hay otras alternativas que también la harán bien, tales como la meditación, el yoga o asistir al gimnasio para realizar ejercicio controlado.

Es recomendable que si padece de algún problema pulmonar consulte primero a su médico de cabecera sobre qué ejercicios puede o no hacer. Sumado al ejercicio es clave que se le mida a comer sano, evite los alimentos ultraprocesados y limite el consumo del alcohol.

Te puede interesar

Aprende como limpiar tus pulmones