Sadio Mané ejemplo de futbolista humilde

El delantero senegalés acaba de consagrarse campeón de la Copa Africana con su país, pero actualmente es el goleador del Liverpool de Inglaterra, con el que ganó la Champions. 

Esta es la historia del humilde chico que para llegar a lo que es,  se vio en la necesidad de escapar de su hogar e irse a otra ciudad donde aprendió a jugar fútbol y tuvo la fortuna de ser visto por un entrenador francés que buscaba talentos en cancha de tierra, donde lo escogió y se lo llevó. 

Nació en la ciudad de Sédhiou, Senegal. Tuvo que salir muy joven de su  país en busca de mejores oportunidades, para tratar de darse y darle a su familia una mejor calidad de vida. El sacrificio valió la pena. 

Con el dinero que ganó en su carrera, entregó 300.000 euros para una escuela y envía mensualmente 70 euros a cada familia de su barrio para ayudarlos. Además, invirtió 500.000 euros para construir un hospital en Bambaly, la aldea donde se crió.   

Sadio Mané es un ejemplo de lucha. Logró gambetear la pobreza en su Senegal natal y se hizo de un nombre en el fútbol.  

Una delegación del Metz de Francia pasó por Dakar a reclutar a los jugadores más hábiles. Mané fue a probarse sin avisar a nadie de su familia, con botines en pésimas condiciones. Cuando el técnico Olivier Perrin lo vio jugar, se quedó asombrado. Unos minutos más tarde le dijo: «Vos te quedás. Vas a jugar en mi equipo». Ahí comenzó todo.  

 

Reabren estadio de Tingo María

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Bloqueador de anuncios detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Por favor, ayúdenos deshabilitando este bloqueador de anuncios.