Rol crítico de la operación y mantenimiento de gestión de turbidez del agua

Miguel Antonio Espino Lau, ingeniero químico y coordinador de la planta de tratamiento EP SEDA Huánuco, ha informado sobre la situación actual del tratamiento del agua en época de lluvias. A pesar de las precipitaciones, la turbidez del agua no ha alcanzado niveles críticos como en años anteriores. El manual de operación de la planta de tratamiento establece que se puede tratar agua con hasta 2000 unidades nefelométricas de turbidez al 100% del caudal. Si la turbidez se encuentra entre 2000 y 5000 unidades, el tratamiento se reduce al 50%.

Este año, solo se ha registrado un incidente de turbidez el primero de marzo, con niveles menores a 2000 unidades, lo que no ha afectado a la población. En Canchan, se realiza un pretratamiento físico para eliminar lodos y reducir la turbidez antes de que el agua ingrese al sistema de captación.

Espino Lau destacó que los planes de contingencia han prevenido cortes consecutivos de agua. Se han realizado acciones como la descolmatación y limpieza del cauce del río, así como el reforzamiento de puntos críticos. Aunque marzo es un mes de lluvias intensas, hasta ahora no se han registrado incidencias de turbidez superiores a 5000 unidades, permitiendo el tratamiento normal del agua.

Además, se abordó el tema de la contaminación por vertidos de combustible, un problema recurrente desde el año 2020. El último incidente fue el 28 de febrero del año pasado, causado por el consorcio CR20. Se han realizado inspecciones y denuncias correspondientes, y se está haciendo seguimiento a las mismas.

En cuanto a la calidad del agua, se realizan monitoreos anuales por parte de un laboratorio acreditado de Lima. Los reportes indican que el agua cumple con los Estándares de Calidad Ambiental (ECAS) y no presenta contaminación por metales pesados. Se trabaja en programas de reforestación y monitoreo de las cuencas para asegurar el caudal futuro ante el cambio climático.