Retrasan construcción del hospital Hermilio Valdizán

Vicegobernador alerta posibles problemas financieros de Obrainsa

Se ha comprobado que en los últimos seis meses ha disminuido el ritmo de trabajo en la construcción de la infraestructura del Hospital Regional Hermilio Valdizán Nivel III.1, al extremo que solo se avanzó un 25 % de lo programado, cuando en el cronograma se había fijado un avance de 50 %, sostuvo el vicegobernador Erasmo Fernández Sixto. Se sospecha que la empresa Obrainsa-Joca encargada de la ejecución, no estaría efectuando el adecuado financiamiento de la obra a pesar que el Gobierno Regional le otorgó un adelanto que supera los avances.

Expresó su preocupación por la situación y no consideró importantes los argumentos de los representantes de Obrainsa-Joca, que es por la demora de la Gerencia de Infraestructura del Gobierno Regional en la absolución de observaciones o consultas. Al respecto, los funcionarios de la gerencia han aclarado que las consultas no son significativas y no justifican el lento avance.

Al analizar la situación, afirmó que el retraso se hizo evidente desde el segundo semestre de 2018 y en los dos primeros meses de 2019, razón por la cual organizó una reunión con los representantes de la empresa y la supervisora, en presencia del gobernador Juan Alvarado Cornelio y del gerente general Luis Briceño, en la que acordaron una reunión técnica para ayer viernes. Lamentablemente el subgerente de Obras informó que la reunión técnica para la revisión del cronograma no se llevó a cabo, lo que significa que se hizo caso omiso y debe ser tomado como una alerta por las autoridades.

De continuar sin soluciones concretas, Fernández planteó que se analice la posibilidad de resolver el contrato con Obrainsa-Joca que con su actitud no garantiza la continuación de la obra de acuerdo al cronograma aprobado. La resolución del contrato no sería beneficiosa para el avance inmediato, pero no se le otorgaría más adelantos porque injustificadamente demora la construcción.