QUÉ HACER PARA QUE PAPÁ NOEL NO SE QUEDE SIN REGALOS

Por Willy Marcellini Ramírez 

EN ESTAS FIESTAS RECUERDA QUE NUNCA ERES DEMASIADO MAYOR O DEMASIADO JOVEN PARA UNA NUEVA META O UN NUEVO SUEÑO.

Ya se acerca la Navidad y Año Nuevo y se afinan detalles de la Nochebuena y del cierre de año. El panetón, el champagne, el pavo, el vino, el chocolate, el nacimiento, el arbolito de navidad, la decoración, los regalos, las danzas, … Seguro quedo corto con lo que ya se tiene en mente o con la preparación que tradicionalmente se realiza para las fiestas que se vienen. Quizás algunos más ostentosos y otros más modestos. Otros, con nostalgia y extrañando al ser que ya se fue. Unos sacan cuentas y se dicen: «¡Es Navidad! ¡No puedo ajustarme el presupuesto!»; otros, «¿me alcanzará el presupuesto?»; otros, «¡Te dije que te prepares! ¡Yo ya aproveché el Ciber Day!»; quizás además quieras ir de viaje, «ya se vienen las vacaciones ¡Ahora sí me toca viajar!»; otros, «¡No puede ser, la presión sanguínea ya me subió de solo pensar en eso!». En fin, preguntas y reacciones por doquier. Una gran minoría pensará que el principal festejo debe ser el nacimiento de Jesús. Otros pocos pensarán «ya todo lo tengo presupuestado». Los preparativos y las compras se desatan, como ya se dijo, unos más que otros. Pero ¡un momentito! ¿no se supone que es un periodo de fiesta, de amor, de felices fiestas y próspero año nuevo? Alto. No es tiempo de estresarse.

Veamos, un poco de todo ello parte de nuestra realidad. Según la encuesta “Beneficiarios Navidad 2021”, realizada por Sodexo a 2,404 trabajadores que están en planilla y que ocupan diferentes cargos, desde analistas hasta gerentes, y a la pregunta de ¿qué uso les darán a sus gratificaciones (monto extra entregado) que reciban en diciembre? Un 33% respondieron que los destinarán en compras navideñas, el 24% lo hará para ahorrar y un 22% cumplirá con sus deudas. En tanto, un 11% señaló que ese dinero lo usará en un nuevo emprendimiento y el 5% viajará. Esto reflejaría que hay incidencia de los efectos de la pandemia respecto a la economía familiar y que hay cautela con los gastos, tal vez por las dudas de si el crecimiento económico vaya a darse en el corto plazo a pesar de que la economía se va recuperando poco a poco.

A la pregunta de ¿cómo serían sus gastos por Navidad con su gratificación? Un 37% respondió que compraría víveres, 17% regalos de Navidad, 17% artículos para el hogar, un 12% prefiere cena navideña, 7% se decidiría por electrodomésticos, 6% por ropa y 4% otro tipo. Asimismo, el 67% contestó que por fiestas navideñas gastará entre S/ 100 y S/ 600, y un 37% realizará compras por más de ese monto. De manera general, el promedio de gastos en esta temporada sería de S/ 450, mientras que solo para regalos navideños oscilará entre S/ 300. Esto significa que se mantendría el promedio con respecto al año pasado.

Nuestra realidad también nos dice que cuando comienzan las fiestas se desatan una serie de emociones que nos puede llevar a un exceso, ya sea de pesimismo u optimismo, y las consecuencias pueden terminar siendo negativas para nuestras finanzas. Se puede partir de un ambiente de fiesta, de alegría y compartir… A terminar con una pelea: «¡Es culpa tuya!», «¡No, es culpa tuya!»; echándole la culpa al compañero(a), a los negocios, a la sociedad. Cuando la responsabilidad de las finanzas es siempre nuestra.

La pregunta cae de madura ¿Qué debo hacer entonces? ¿Cómo debo prepararme para estas fiestas y no terminar sin dinero? ¿quizás endeudado cuando terminan estas fiestas?

Aquí te dejo 8 recomendaciones:

1.- NO IGNORES EL CONTEXTO ACTUAL. El contexto económico, la incertidumbre política, el aumento en la demanda, trabas o restricciones en la oferta, incremento del tipo de cambio, inflación, especulación y problemas en la cadena de suministros hacen que haya menos oferta, se incrementen los precios y más presión en nuestras finanzas. Ante ello se debe buscar productos sustitutos, buscar precios, establecer prioridades y administrar las expectativas; que son los contrapesos a estas fuerzas que de alguna manera tratan de controlarlos.

2.- NO IGNORES TU CIRCUNSTANCIA ACTUAL. Es decir, tu estadio o la fase dentro del ciclo de vida económico que vives. Por citar un ejemplo, si estás preparándote para ingresar a la universidad, terminando la universidad, en proceso de independizarte, de casarte, de tener hijos, tienes hijos adolescentes, estás por jubilarte, comprando una casa… Lo que estés viviendo. Es tu escenario que demandan recursos y la circunstancia en la situación económica actual que vives, que si tienes trabajo, si te enfermas, que si estás emigrando, perdiste un trabajo o negocios, un accidente, etc. Conocer tu estado y circunstancia, esto es clave. Porque las fiestas pasan, pero los estadios y circunstancias quedan y requieren prioridad.

  1. ASEGÚRATE QUE LAS BASES ESTÉN FIRMES. La prioridad debe ser atender tu situación económica y tu reserva de emergencia, tu portafolio de seguros, de jubilación, el de invertir en ti y los tuyos, la educación de los hijos, etcétera. Si algo bueno trajo esta pandemia, uno es aprender a tomar las previsiones, y eso puede terminar siendo el mejor regalo y un win-win, un ganar-ganar para todos. Porque, como dice el proverbio, ayúdate que te ayudaré. Continuará…
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Bloqueador de anuncios detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Por favor, ayúdenos deshabilitando este bloqueador de anuncios.