Puno: Peritos informan que agente recibió disparo antes de ser quemado vivo

El suboficial PNP, José Luis Soncco Quispe, de 29 años, recibió un disparo antes de ser quemado vivo por vándalos en Juliaca, región de Puno, el pasado 10 de enero, según peritos de criminología de la Policía Nacional. 

Explicaron que las investigaciones arrojaron que Soncco Quispe fue golpeado con palos y luego impactado por una bala. Posteriormente, lo rociaron con combustible junto al vehículo policial y prendieron fuego, informaron las autoridades.

El suboficial realizaba su ronda diaria junto con los agentes Esteban Barrientos Chayna y Ronald Villasante Toque, todos a bordo de un patrullero de la Unidad de Emergencia (Uneme) de la Policía Nacional del Perú (PNP).

“Sin embargo, tuvieron que detenerse en la primera cuadra de la calle Bernardo Alcedo, porque la carretera estaba bloqueada con piedras. Poco después, un grupo de personas los rodearon y amenazaron diciéndoles «tombos asesinos””, comunicaron los expertos que averiguan el caso. 

Barrientos Chayna logró escapar, mientras que los otros dos efectivos fueron reducidos y desarmados. Tras ello, Villasante Toque aprovechó un descuido de los agresores para huir, pero fue alcanzado por un pequeño grupo a una cuadra.