Presentarán danzas huamalianas reconocidas patrimonio cultural

En el marco del 57° aniversario del Instituto Superior Pedagógico “Marcos Durán Martel” se anuncia la presentación de una muestra de danzas folclóricas del departamento de Huánuco, que fueron reconocidas como Patrimonio Cultural de la Nación, prevaleciendo la muestra de la provincia de Huamalíes que tiene ocho danzas reconocidas por el Ministerio de Cultura, informó Fileno Dávila Gabriel, reconocido cultor de las danzas de esa provincia. Explicó que la muestra de danzas se presentará el martes 17 de julio en el campo deportivo de la institución desde las 5:00 de la tarde gracias al trabajo que ha encargado a los estudiantes de cada aula a presentar una danza.
Recordó que las danzas reconocidas de Huamalíes son Huancas del distrito de Singa, otras siete danzas de Llata como: Mama Rayhuana, Rucos de Canchapampa, Jija Rucos, Tuy Tuy dos escuadras de Pallas, Acha Rucos de Canchapampa y el Tatash.
Otras danzas reconocidas del departamento de Huánuco son León danza de Jivia (Lauricocha), Carnaval tinkuy de Churubamba, Rukus de Shayán de La Unión y Tucumán de Jesús.

En evaluación
Destacó también que hay más danzas de Huamalíes en fase de investigación para ser propuestas como Patrimonio Cultural de la Nación como: Chunchos de Huayo, Auga de Pampas del Carmen y Huancas de Palanca, entre otras. Expresó preocupación porque hay algunas danzas que están en extinción por influencias de la modernidad y la migración de la población de zonas rurales, lo que deberían tomar en cuenta las autoridades de la provincia de Huamalíes.

Tatash
Resaltó que en las últimas semanas se ha reconocido a la danza Tatash de Hualgoy y de La Florida, en el distrito de Llata, porque escenifica el proceso completo de producción tradicional de la papa, desde la selección del terreno, limpieza, roturación, siembra, cuidado frente a animales perjudiciales, hasta la cosecha y almacenamiento. Es una danza que rinde homenaje a la siembra y cultivo de la papa, tubérculo fundamental de la economía y vida cotidiana de la población andina.
Pidió a las autoridades municipales promover la práctica en colegios y en actividades sociales con la finalidad de revitalizarla para su sostenibilidad en el tiempo.