Poder Judicial dictó orden de captura para Jesús Giles por abuso de autoridad

A pesar de tener orden de captura desde el viernes 13 del presente, el exalcalde Jesús Giles Alipázaga ingresó ayer a las 11 a. m. a las oficinas de la Corte Superior de Justicia de Huánuco. Se dirigió al 4.° Juzgado Unipersonal para ponerse a derecho y levantar el mandato de detención en su contra. Como se sabe, fue declarado reo contumaz por no presentarse reiteradamente a las citaciones judiciales ante la denuncia que le interpuso la Empresa Corporación Turística Cole Travel Perú E. I. R. L. por el delito contra la administración pública en la modalidad de abuso de autoridad.
Sorprendió a propios y extraños que el exalcalde no fuese conducido a la fuerza por la Policía Nacional por estar considerado reo contumaz, lo que significa que se repitió lo sucedido en 2014 a pesar que se desempeñaba como locutor en una de las emisoras radiales de su propiedad.
La orden de detención fue dictada por Carolina Fabiola Mejía Torres, jueza del 4.° Juzgado Unipersonal de Huánuco, que emitió el mandato de detención de Jesús Giles Alipázaga, exalcalde en los periodos 2007-2010 y 2011-2014, mediante el oficio n.° 008-2017-4.°JUP-NCPP-CSJHCO,. Asimismo mediante, el oficio n.° 011-2017-4.°JUP-NCPP-CSJHCO solicitó la detención y conducción compulsiva de Javier Ramón Dávila Figueroa, quien se desempeñó como titular de Secretaría General en la gestión municipal 2011-2014, para quien la orden de captura continúa vigente por no haberse presentado por el mismo caso.
Denunciante exige celeridad judicial
La representante de la empresa Corporación Turística Cole Travel Perú E. I. R. L. señaló que denunció por el delito contra la administración pública en la modalidad de abuso de autoridad a Giles Alipázaga porque el 19 de octubre de 2012 emitió la resolución n.° 1125-2012-MPHCO-A, mediante la cual revocó las licencias de apertura de establecimiento n.° 007705 y 008816 del 21 de junio de 2011 y 20 de abril de 2012 otorgada a su empresa y la clausuró definitivamente por denuncias de supuestas malas conductas y antecedentes negativos de estafa que habría incurrido en perjuicio de promociones de colegios particulares de Huánuco. Según la denuncia planteada ante el Poder Judicial en la expedición de la referida resolución no se siguió el debido proceso porque se clausuró el local sin existir sentencia judicial contra la empresaria por haber cometido los supuestos delitos que se indican en la resolución.
Giles niega su firma
En el proceso judicial, el exalcalde Giles Alipázaga negó que le pertenezca la firma de la Resolución n.° 1125-2012-MPHCO-A del 19 de octubre de 2012, motivo por el cual su abogado Ramiro Surichaqui Campos solicitó un peritaje de parte que indicaría que la firma no le pertenece.
Palabra del
exsecretario general es decisiva
A partir de estos hechos, resulta fundamental la declaración del exsecretario general Javier Ramón Dávila Figueroa, quien de corroborar la declaración del exalcalde que desconoce su firma, Dávila sería el directo responsable de la falsificación de la firma con las consiguientes penalidades que podrían acarrearle. En caso contrario que ratifique la pertenencia de la firma a Giles Alipázaga se obligará a la verificación por parte de los peritos policiales que, si comprueban que la firma le pertenece, será sentenciado por abuso de autoridad con inhabilitación de ejercer cargo público por dos o más años, lo que significaría que no podría ser candidato para el siguiente proceso electoral.