Peritos investigan a vigilante implicado en balacera que dejó dos heridos

Le realizaron la absorción atómica para determinar si utiliza arma de fuego

Peritos del Departamento de Investigación Criminal viene investigando a uno de los implicados que presenció la balacera que dejó a dos familiares gravemente heridos, la madrugada del último martes. Los agraviados son Levi Fernando Acuña Chávez (33) y su tío Gustavo Baldeón Céspedes (37). 

El investigado es el vigilante, Carlos Bravo, quien estuvo junto con Manuel Pineda Claudio “Mañu” durante la gresca. El sospechoso sería quien llamó al sujeto que habría disparado contra Leví y su tío Gustavo Baldeón.  

Se conoció que Carlos Bravo acudió a la dependencia policial a realizar una denuncia por un presunto robo, donde fue intervenido, y aún se desconoce su situación legal. Asimismo, la Policía investiga el caso con total hermetismo.

Se supo que al vigilante ayer le realizaron las diligencias de absorción atómica para descartar o certificar que también sería uno de los autores del disparo que dejó hospitalizado a Leví Fernando, quien se encuentra en riesgo de morir debido a que la bala le perforó sus órganos vitales.

Levi lucha por su vida en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de EsSalud, con varios órganos internos dañados, mientras que Gustavo se encuentra en el Hospital Hermilio Valdizán fuera de peligro.