Perfil del contador público del siglo XXI

Por César Augusto Kanashiro Castañeda

Frente al avance la Inteligencia Artificial (IA) nace la incógnita para los contadores públicos ¿será cierto que los Sistemas de Información de Contabilidad Digitales (SICD) desplazaran a los contadores públicos?

Según el profesor de  sistemas de información de la universidad de Nueva York y el consultora en administración en el área de sistemas de información y autora de siete libros Laudon & Laudon (2012)], manifiestan que un sistema de información es un conjunto de componentes interrelacionados que recolectan (o recuperan), procesan, almacenan y distribuyen información para apoyar los procesos de toma de decisiones y de control en una organización; en este caso en particular, de las operaciones de contabilidad.

Teniendo en cuento los acelerados cambios tecnológicos que se han presentado en los últimos años y que han provocado la Cuarta Revolución Industrial (Revolución 4.0), plantean algunas interrogantes sobre el futuro de la profesión de contador público. La de mayor importancia se trata de la preparación del contador público al enfrentarse a cambios tecnológicos, con carácter disruptivo, en su área de trabajo.

Asimismo en corto plazo casi todo será realizado por máquinas inteligentes, se generan nuevas oportunidades; los contadores públicos deben dominar las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC), leyes y normativas. Deben integrar varias disciplinas afines. Las Facultades de contabilidad de las universidades deben renovar sus planes de estudio de contaduría para proporcionar las habilidades necesarias en analítica de “Big Data”. Los auditores no tendrán más remedio que seguir el liderazgo de la administración en la utilización de “Big Data”. No es cierto, que la profesión de contador público será desplazada por sistemas inteligentes. “Big Data” será del dominio de los contadores públicos a nivel mundial.

Según la firma de contadores Deloitte, (2018), “La Revolución 4.0 implica la promesa de una nueva revolución que combina técnicas avanzadas de producción y operaciones con tecnologías inteligentes que se integrarán en las organizaciones, las personas y los activos. Con ello se advierte, que todo será realizado por máquinas inteligentes”.

De la Plataforma de Recursos para Emprendedores Unimooc (2018), se observa que cada vez cobra más fuerza el concepto “economía digital” entendida como la adaptación de todas las ramas de la economía (empresas, familias, gobiernos, entre otros) a las nuevas posibilidades de las tecnologías de la información y el conocimiento. Estas nuevas posibilidades son capaces de transformar las industrias tradicionales, al tiempo que genera nuevas oportunidades a escala global.

Según la Profesora Belloch (2018), de la Unidad de Tecnología Educativa, de la Universidad de Valencia, indica que las TIC se desarrollan a partir de los avances científicos producidos en los ámbitos de la informática y las telecomunicaciones. Las TIC son el conjunto de tecnologías que permiten el acceso, producción, tratamiento y comunicación de información presentada en diferentes códigos (texto, imagen, sonido, entre notros).

En el conocimiento especializado, se presenta un problema impactante para el contador público, ¿Cómo se lograr ese conocimiento especializado? El que puede ser por medio de la experiencia, pero que no hay tiempo para adquirirla, o será por medios externos, sean las universidades o las asociaciones de contadores públicos nacionales e internacionales, luego de actualizar con sus planes de estudios por una parte y sus ponencias y charlas por la otra.

Por otro lado, existen SICD integrados y no integrados, el primero es el mejor y contiene, por módulos, todos los departamentos de la empresa, el segundo es departamento por departamento; por ejemplo, Sistema Contabilidad General, Sistema de Punto de ventas, Sistema de Nómina, Sistema de Inventarios, entre otros; por lo que para que sea como el primero habría que integrarlos en uno solo.

De acuerdo a lo señalado, la formación del contador público debe ser integral, es decir debe ser holística. El holismo enfatiza la importancia del todo, que es más grande que la suma de las partes, y da importancia a la interdependencia de éstas.

Los contadores públicos deben comprometerse a la actualización para lograr ser competitivos en esta Revolución 4.0 y en las próximas. Para lograr esa actualización, los autores Griffin & Wright, [el primero es Profesor de la Universidad de California y el segundo es Profesor de la Universidad del Noroeste], recomiendan que “Los académicos, como educadores, ciertamente deben renovar sus planes de estudio de contabilidad y auditoría para proporcionar las habilidades necesarias para Big Data en la profesión de contabilidad y auditoría”.

Es por ello que “Big Data también incita a los educadores a evaluar los programas de contabilidad actuales y la necesidad de desarrollar las habilidades analíticas de los estudiantes de contabilidad” (Huerta & Jensen), [los dos son profesores de la Universidad Estatal de San José]. En educación, “… en particular contabilidad y auditoría, el uso de Big Data aumentará el contenido estadístico y de TI en los planes de estudio, probablemente al romper el conjunto actual de limitaciones representadas en el examen del Contador Público Certificado” (Warren, Moffitt & Byrnes), [el primero es profesor asistente en la Universidad de Hartford, el segundo es profesor asistente y el tercero es doctor en filosofía, estudiantes ambos en Rutgers, la Universidad Estatal de Nueva Jersey, Newark].

Porque según Ann Winblad en Klenner (2016), inversora y socia senior en Hummer-Winblad, que la importancia de los datos se resume a la perfección en una frase: “Los datos son el nuevo petróleo, el combustible que impulsan la nueva economía digital”; lo que significa que sin los datos no se podrá tener éxito.