Otorgarán bonificación a niños en estado de abandono en Huánuco

Con la finalidad de brindar mayor protección a los niños, niñas y adolescentes en condición de abandono u orfandad por la COVID-19, el programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (INABIF), presidido por Sergio Tejada, ofrecerá una bonificación de 200 soles a los niños más vulnerables.

“En el caso de los niños, niñas y adolescentes tenemos 53 albergues, estamos ampliando un poco nuestros servicios, en una sociedad que prospera, que va solucionando sus problemas, debería haber en realidad menos albergues, pero la pandemia nos muestra que hay todavía mucha necesidad”, dijo.

Tejada resaltó que en vista del alto incremento de niños abandonados y en situación de riesgo, se han visto en la necesidad de ampliar los servicios de atención.  

“Lamentablemente, la cifra de niños fallecidos en la pandemia ha sido terrible, por más que el Perú fue uno de los países que más temprano  inició con la  cuarentena vimos que el sistema de salud era muy precario, que no había oxígeno, no habían camas UCI, ni siquiera tratamientos adecuados y, todo eso ha repercutido en nuestros servicios, por ello una de las políticas importantes que se está impulsando es la ley de orfandad para que todos los niños que estén en esta situación puedan tener un apoyo económico”, enfatizó.  

En cuanto al control y seguimiento que realizarán a los tutores o administradores de esta bonificación, detalló que han activado varias estrategias para garantizar que el beneficio llegue para cubrir las necesidades de los niños, niñas y adolescentes.

“En primer lugar, nosotros podemos recibir reportes del Banco de la Nación para saber si es que ese dinero se está utilizando, si vemos que hay una cuenta que no se está moviendo, que alguien la está utilizando como un ahorro sin que vaya dirigido a los niños, entonces evaluaremos si cambiamos de administrador”, precisó.

Asimismo, señaló que contarán con un gestor de familia el cual se encargará de velar por que el niño esté recibiendo salud, educación y buen trato.

“Este gestor de familia va a estar permanentemente viendo que el niño esté matriculado en la escuela, que esté bien alimentado porque vamos a hacerles los exámenes correspondientes de salud, en el caso por ejemplo que lleguemos a una familia y nos dicen que el administrador ya no vive ahí, o que no se está encargando del niño, inmediatamente hacemos un procedimiento para cambiar de administrador porque la idea es que el niño no se vea perjudicado”.

Por otra parte, aseguró que este gestor de familia estará preparado para identificar cualquier situación que pueda atentar contra la integridad del niño, niña o adolescente.  

“El gestor de familia va a estar preparado para identificar todo tipo de situaciones porque va a ser una persona que se va a acercar, va a trabajar con el niño, con la familia, con la comunidad, es decir, si hay una alerta de un padre alcohólico que esté utilizando mal los recursos nosotros nos vamos a enterar y vamos a tomar las medidas adecuadas”.