Osiptel culpa a municipalidades por mal servicio de telefonía móvil

Los servicios de telefonía móvil no mejoran en Huánuco porque las municipalidades no otorgan los permisos para que las 4 empresas operadoras, que prestan servicios en el departamento, instalen sus antenas de transmisión. Es el argumento que esgrimió ayer, en un informe, que presentó Enrique Silva Villanueva, jefe de la Oficina Desconcentrada de Osiptel, en Huánuco.
“Los gobiernos locales no nos están ayudando. Los documentos que emiten denegando el permiso para la instalación de antenas no tienen fundamentos válidos y, por esa razón, no se puede mejorar el servicio de comunicación”, cuestionó ayer en la conferencia de prensa que ofreció Osiptel.
Remarcó que científicamente está comprobado que las antenas de telefonía no causan daños a los pobladores de las zonas aledañas, donde se instalan, y que las dos municipalidades, que recientemente denegaron los permisos, son: Pillco Marca y Amarilis.
Enfatizó que los operadores Claro, Movistar, Entel y Bitel están dispuestos a instalar más antenas, pero se topan con la negativa de los gobiernos locales.
Déficit de 150
estaciones
Entre las 4 operadoras, en Huánuco, suman 403 estaciones base operativa, desplegando 314 antenas para tecnología 2 g y 155 para 3 g. Y Huánuco viene a ser uno de los departamentos con pocas antenas en 4g con solo 55 antenas.
Silva Villanueva expresó que existe un déficit de 150 estaciones base para telefonía móvil en todo el departamento, las mismas que requieren implementarse hacia el 2025.