Once años de prisión posibles para reincidente en robo de accesorios de vehículo

El caso de Walter Eduardo Zevallos Loarte, un hombre de 32 años acusado de hurto agravado, está captando la atención en Leoncio Prado debido a la gravedad de las acusaciones y su historial delictivo. Actualmente, Zevallos Loarte está cumpliendo una medida coercitiva de prisión preventiva de cinco meses en el centro penitenciario de Huánuco, después de ser capturado en un incidente que implicó el robo de accesorios de un trimóvil Bajaj.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 30 de junio de 2024, cuando Zevallos Loarte fue visto robando en las inmediaciones de la discoteca «Tingo Bajo Cero» en Tingo María. La captura se produjo después de que un ciudadano, identificado como Gerson Antonio Acuña Veramendi, dueño del trimóvil, lo persiguiera y confrontara tras revisar las cámaras de seguridad del local, que captaron el momento del hurto.

Zevallos Loarte, reconocido por sustraer el espejo y los pisos de jebe del vehículo, intentó huir del lugar con los objetos robados en su mochila. Sin embargo, fue detenido por Acuña Veramendi quien, tras un breve forcejeo, logró recuperar los accesorios. A pesar de intentar escapar, Zevallos Loarte fue finalmente reducido a golpes por el agraviado y otros ciudadanos hasta que la policía llegó al lugar.

La fiscal provincial Jasmina Iparraguirre García está a cargo de la investigación y ha señalado que Zevallos Loarte podría enfrentarse a hasta once años de prisión, dada su condición de reincidente. Además, se ha solicitado que el caso sea tratado a través de un proceso inmediato, lo que podría llevar a una culminación anticipada del proceso judicial.