Niños en edad escolar afrontan cuadros de depresión severa

La pandemia obligó a que todos los colegios del país se vieran obligados a tener que llevar a cabo sus actividades virtualmente. Hoy, más de un año después de que se detectará el primer caso de covid-19 en el país, algunas escuelas han podido retornar a clases semipresenciales. No obstante, la mayoría de menores de edad en etapa escolar continúan con las clases a distancia. Esto, según, los especialistas, genera problemas en la salud mental de los niños.

En el 2020, Unicef y el Ministerio de Salud examinaron el bienestar emocional de doce mil menores en todo el país. Conforme a los resultados del informe, tres de cada diez niños en la edad de 6 y 11 años presentan algún problema emocional, de conducta o de atención. Sus padres reportaron notar tristeza, pesimismo, preocupación y pensamientos sobre la dificultad de la vida. En infantes mayores de 12, el panorama es más complicado. Se están registrando cuadros de depresiones y ansiedades severas o comportamientos autoagresivos

El médico psiquiatra Carlos Vera aseguró que se está viendo “hay una baja de ánimo, falta de voluntad para hacer las cosas, aburrimiento e irritabilidad en los niños”. “Muchos papás han consultado por las autolesiones. Incluso problemas de conducta alimentaria, que antes no se veían tan frecuentes, han aumentado al estar todos en casa”, agregó.

Sin embargo, no solo la salud mental de los pequeños se ve afectada por la pandemia, sino también la de sus cuidadores. El estudio realizado por el Minsa y Unicef reveló también que tanto padre, madres, abuelos o tíos han tenido síntomas depresivos, angustia y baja resiliencia. La psicóloga Mariela Tavera explicó que son estas personas quienes al mundo de los niños. “Un padre estresado o deprimido le costará más autorregular sus propias emociones y reconocer las necesidades afectivas de su hijo”, afirmó.

Asimismo, el vínculo entre colegio y los niños se desvanece con el pasar del tiempo. La conexión entre profesores, estudiantes y padres de familia también se ve mellada. Con los colegios cerrados, a los maestros les cuesta mucho más identificar situaciones de riesgo. Debido a ello no pueden atender con rapidez los diversos problemas que aquejan a los menores en etapa escolar.

Regreso a clases

Ante un posible retorno a las aulas para el próximo año, los especialistas advierten que será necesaria una guía para atender las necesidades psicológicas de los niños. Los especialistas en psicología infantil advierten que el retorno será un nuevo proceso de ajuste. En ese sentido, se deberá prestar atención a las condiciones emocionales con las que llegarán los niños.

Además, los padres cumplirán un rol determinante para trasmitir seguridad a sus hijos. Tendrán que explicarles las nuevas normas de comportamiento, repasar las medidas de seguridad para evitar contagios y practicarlas en casa.

 

Lea también

Desarrollarán planes para fortalecer servicios de salud mental comunitaria