Narcos acribillan a informante de policía

Artemio Silva Huamanta (35), quien sería exguerrillero del grupo terrorista Sendero Luminoso, e informante de la policía, fue acribillado de cuatro balazos cuando llegaba a su vivienda ubicada en la cuadra cuatro del jirón Huancayo en la Junta Vecinal Santa Rosa, distrito de José Crespo y Castillo.

 Los testigos alertaron del crimen a los agentes del serenazgo y la policía. Además, informaron que un trimóvil azul de placa de rodaje 1375-GA salió del lugar raudamente. Los agentes, tras una búsqueda, lograron ubicar el trimóvil por el jirón Lima. El conductor, al ver a los agentes, emprendió su huida, pese a la orden de alto.

Los agentes, iniciaron una tenaz persecución e interceptaron entre los jirones Huaraz y Lima, donde capturaron al conductor del trimóvil,  Junior Abel Lázaro Aquino (28)  y su acompañante Simón Santillán Tolentino (52), quienes son investigados por el crimen de Silva Huamanta.

 Los agentes a bordo del patrullero del serenazgo realizaron el registro por las zonas donde huyó el vehículo trimovil y hallaron tirado sobre una cuneta. La fiscalía y policías del Depincri Tingo María realizaron el levantamiento del cadáver para iniciar con las investigaciones.

Trabajaba con la policía

Un testigo manifestó a la policía que el crimen se habría perpetrado por los narcotraficantes, debido a que Artemio Silva Huamanta conocía todo el movimiento de la droga en Aucayacu y trabajaba como informante de la policía.

Según el testigo, de quien tendremos en reserva su identidad, manifestó que Silva Huamanta sabía de los pozos donde se elaboraban droga.

El testigo explicó que el exguerrillero coordinaba sobre los trabajos que iban a hacer como “reventar pozos” con los policías. Asimismo, indicó que el asesinado se dedicaba a vender la droga que los policías quitaban a los narcos.

Declaró ante los investigadores que el  lunes 14 de diciembre quitaron 40 kilos de droga a un narco y lo tenían escondido, pero no llegó a manifestarle con quienes había realizado dicho trabajo, ni donde tenía escondida la droga.

 Asimismo, al preguntarle de quién sospecha por el crimen, respondió que “la policía debe saber”, porque Silva le había indicado que la policía sabía todo lo que pasaba, porque supuestamente también estaban metidos. Incluso cuando iban a matar a alguien primero les decía a la policía.

Lea También:

Detienen a policía acusados de asaltar a agricultores

Policía destruye 500 ranchos de invasores en La Esperanza