Mensaje a la Nación: Presidenta Dina Boluarte ofrece “perdón” por las 49 víctimas que perdieron la vida durante las protestas


En un discurso maratónico que duró tres horas, Boluarte evitó abordar temas críticos como el cambio climático y la violencia de género, pero ofreció una disculpa pública por las muertes en las recientes protestas.

La presidenta del Perú, Dina Boluarte, ofreció un dramático pedido de disculpas en un Mensaje a la Nación que se prolongó durante tres horas. Boluarte pidió perdón a las familias de las 49 víctimas civiles que perdieron la vida durante las protestas violentas que ocurrieron durante los últimos tres meses de su gobierno. Este suceso ocurrió durante su primer Mensaje a la Nación, el 28 de julio, en medio de las Fiestas Patrias 2023.

En una nación convulsionada, con marchas contra su gobierno que resurgen en Lima y en las regiones, Boluarte se sostiene en el poder con un alto índice de desaprobación, apoyada por un Congreso rechazado por la ciudadanía y las fuerzas del orden.

Uno de los momentos más impactantes de su discurso fue cuando dijo: «Con profunda y dolorosa consternación pido perdón, en nombre del Estado, a los deudos de todos los fallecidos, civiles, policías y militares, y también a los heridos». Sin embargo, los expertos en derechos humanos sugieren que este gesto de reconciliación llega tarde debido a la profunda división social existente entre el gobierno o la capital y las regiones del sur que más han sufrido la represión estatal.

Mar Pérez, abogada de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos comentó, «Es necesario un pedido de perdón, un reconocimiento de la verdad, pero de todas maneras se ha llegado a un punto de no retorno. Las víctimas y la mayor parte de la sociedad civil definitivamente ya ven como la única salida a esta situación la renuncia de Boluarte.»

Además de pedir perdón, Boluarte reiteró la legalidad de su ascenso al poder, defendiendo su presidencia como legítima. En una de las citas más contundentes de su discurso, declaró: «Como todos sabemos, por las circunstancias políticas que vivió el país y que todos conocemos, ante este congreso asumí constitucionalmente la presidencia de la República.»

En medio de su larga dirección al país, Boluarte también hizo referencia a su género y origen, describiéndose como una «mujer provinciana, proveniente de una familia quechuahablante, y como madre». Este aspecto de su identidad ha sido una parte central de su presidencia, aunque es una contradicción que sus acciones de gobierno hayan afectado principalmente a personas quechuahablantes y andinas.

Un aspecto sorprendente del discurso de la presidenta Boluarte fue la falta de discusión sobre la violencia de género y el presupuesto para abordar esta cuestión, a pesar de ser una de las problemáticas más persistentes del país. En su discurso de 72 páginas, solo mencionó brevemente la necesidad de modificar el Código Procesal Penal para combatir la violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar.

Este hecho resalta la necesidad de centrar más atención en la violencia de género, una lucha que, aunque sea mencionada brevemente por la presidenta, aún no ha sido tratada con la profundidad y el compromiso necesarios por el gobierno.