Manchester City goleó al Madrid y es finalista de la Champions

El Madrid más temeroso en siglos abdicó en Mánchester ante un City abrumador que le dio una lección histórica. Un baño para el campeón, que no dijo ni mu en suelo inglés. Un Real ordinario sobado por un adversario con más fútbol y volumen desde el calentamiento hasta la última jugada. 

Un City futurista camino de su segunda final, la cumbre de Estambul, donde el próximo 10 de junio le espera el Inter. De nada sirvió que Courtois detuviera a Haaland, ese futbolista llegado del más allá que se fue seco de la eliminatoria. Lo mismo dio. 

En el City no faltan solistas en un cuadro coral. En el Etihad, Bernardo Silva salió al frente con dos goles; lo remató un autogol de Militão y finalmente Julián Álvarez puso la cereza en el pastel. Un City con Rodri por bandera. Un Madrid de garrafón, tan mustio que Vinicius, fue un simple monaguillo. 

Con un global contundente de 5-1, Manchester City ganó la partida que tuvo un segundo capítulo digno de ser acreedor al favoritismo por la corona de Europa tras el 4-0 con el que se despidió del todavía campeón de Champions.