¿Los ordenadores han vencido a los seres humanos en los juego de inteligencia?

¿Queda algún juego de inteligencia a los que podamos derrotar a las máquinas? El matemático italiano Carlo Frabetti, experto en acertijos y problemas de lógica. Considera, que los ordenadores han vencido definitivamente a los seres humanos en cualquier desafío que pueda reducirse a algoritmos. Es decir a un conjunto de reglas definidas, no ambiguas y finitas, como las damas, el ajedrez o el go.

Hay cierto consenso en torno a esta conclusión, pero además en los últimos años los ordenadores han ido más allá. Los mismos han vencido en juegos de información incompleta o en tiempo real como el póker o algunos videojuegos. Todos estos hitos han sido celebrados con llamativos titulares en los medios. Pero el propósito de estos proyectos no ha sido tanto derrotar a los humanos. Sino, entrenar los sistemas de inteligencia artificial, en un terreno de juego idóneo y sin riesgos como es el de los juegos.

¿Cómo se han logrado estos avances?

Que algunos juegos sean finitos no quiere decir que las máquinas ganen por fuerza bruta. Ni siquiera ellas pueden considerar todas las combinaciones posibles. “El número de partidas de ajedrez diferentes es del orden de los 20 septillones, un número con 41 ceros, mayor que el número de átomos del universo”, cuenta Frabetti. Por eso, los programas de este tipo más sofisticados copian a los humanos para centrarse solo en las opciones verosímiles.

Vinyals cree que el hombre ya no puede derrotar a la máquina en los ”juegos clásicos, por turnos y casi computacionales”. Otros son más complicados para la inteligencia artificial, que precisamente por eso puede seguir aprendiendo de ellos. El ingeniero español se incorporó en 2017 a un proyecto sobre StarCraft, un videojuego de estrategia al que es muy aficionado. “Hay una parte que está oculta al otro jugador [a diferencia del ajedrez] y una parte de tiempo real que lo hacen más complejo”, explica. Con todas estas dificultados, el programa AlphaStar derrotó en 2019 a dos profesionales por diez partidas al cero. Pero quedan otros aún más sofisticados, “los de mundo abierto, como el Minecraft, sin objetivo final ni reglas estrictas, que requieren una enorme creatividad”.

¿Qué cualidades humanas deben perfeccionar las máquinas para ganarnos en juegos en los que aún no nos ha derrotado?

La capacidad de generalizar, por ejemplo: para el ser humano es fácil aprender el juego 101 si ya participado en 100 similares. También la impredecibilidad o la habilidad para detectar los sesgos de sus rivales. “Cuando Lee Seedol jugó contra AlphaGo se iba adaptando a la máquina a medida que transcurrían las partidas. Pero para AlphaGo era como jugar contra personas distintas, no captaba sus tics, su estilo de juego”, cuenta Vinyals.

Te puede interesar

La llegada del videojuego ‘Fall Guys’ a Xbox y Nintendo Switch tiene fecha