Joven cantante muerto en intervención policial habría estado con las manos esposadas

Gerente de Seguridad sostuvo que occiso protagonizó actos de violencia 

La súbita muerte del cantante de cumbia, Jharel Cleise Isuiza Díaz (29), quien falleció durante una intervención policial, ha generado una ola de indignación y una sed de justicia que esperamos sea atendida por los operadores de justicia. 

El gerente de Seguridad Ciudadana de la municipalidad de Amarilis, Antonio Sarabia Mendoza, sostuvo que el joven músico había estado fuera de sus cabales y protagonizando actos de violencia en plena calle, cerca de La Colectora, en el sector La Esperanza (Amarilis), lugar donde chocó su vehículo con una cúster.  

Así que los policías tuvieron que esposarlo, ya que no colaboraba con las diligencias policiales, mencionó Sarabia. 

Mientras que Sarabia daba esta entrevista al Diario Ahora, los familiares y amigos del conocido músico realizaron una marcha pacífica en las calles de Amarilis, exigiendo justicia. 

El gerente dijo que existen videos de un market de la zona, donde se puede observar que el cantante Jharel Cleise estaba muy violento y algunas personas del lugar trataron de calmarlo, fue en esas circunstancias que llegó Serenazgo como fuerza de apoyo. 

Omisiones de funciones 

A pesar de la posible actitud violenta del músico, manifestó que logró detectar que en el presunto homicidio de Isuiza Díaz hubo omisión de funciones policiales y no se cumplieron las normas establecidas en este tipo de intervenciones.

El gerente explicó que lamentablemente se produjo un mal procedimiento policial, causando la muerte del cantante, ya que el joven estaba sometido con grilletes en sus manos. 

«La Policía tiene sus normas, al igual que los serenos, por lo que se deben de continuar con las investigaciones pertinentes para aclarar todo este suceso que ha conmocionado a la opinión pública», comentó. 

Ayer la Fiscalía ordenó la detención preliminar del suboficial PNP, Kenji Eduardo Albornoz Valerio (24), y del personal de Serenazgo de Amarilis, César Augusto Farfán Andrade (44), quienes son investigados por la presunta comisión del delito de homicidio. 

Cuyas autoridades del orden públicos son los principales sospechosos del atroz asesinato que habría ocurrido dentro del patrullero de Serenazgo el pasado sábado, a las 4 de la tarde. 

Por lo tanto, serán puestas a disposición del Poder Judicial en las próximas horas para determinar el grado de culpabilidad que tienen en este caso.   

Necropsia 

El resultado de la necropsia legal practicada al cadáver de Jharel Isuiza Díaz reveló que la causa de muerte es por una anoxia cerebral e insuficiencia respiratoria por asfixia mecánica. Es decir, privación total del oxígeno al cerebro, producida aparentemente por un estrangulamiento, según los expertos. 

Exige justicia 

“La población de Amarilis está pasando un momento difícil y lamentable por la muerte del cantante Jharel Cleise Isuiza Díaz, quien fue asesinado por un efectivo policial y un sereno”, mencionó el regidor amarilense, Marcos Gutiérrez. 

Sostuvo que las investigaciones deben esclarecer este lamentable hecho y que caiga todo el peso de la ley a los involucrados.

Reiteró que el sereno no debió actuar de esa manera, ya que sus funciones son de apoyo a las fuerzas policiales, cuando los agentes sean insuficientes o cuando no se encuentren presentes en el lugar de los hechos.

Sin embargo, en este caso, la participación de los serenos fue excesiva, pues el intervenido estaba en poder de la Policía. 

EL DATO 
El tío del occiso, Wilmer Díaz Cisneros, denunció que el cadáver presentaba golpes en los testículos, rodilla, brazo, y otras partes del cuerpo. Denunció que el hecho se habría producido porque el cantante se negó a pagar una coima.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Bloqueador de anuncios detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Por favor, ayúdenos deshabilitando este bloqueador de anuncios.