Joven baleada en puerta de discoteca murió tras penosa agonía

La joven Jazminia Lázaro Porta (23), murió ayer aproximadamente a las 4.00 de la tarde, tras permanecer dos días en penosa agonía internada en el área de Emergencias del Hospital Hermilio Valdizán, a donde fue trasladada luego de ser impactada por un balazo en la cabeza la noche del sábado en la puerta de la discoteca Ipanema en Viña del Río.
“Estaba muy grave. El proyectil le había destrozado el cerebro, los sesos le chorreaban por los oídos y estaba respirando con ayuda de un respirador artificial”, dijo un testigo tras conocer la muerte de la joven estudiante.
Con esperanzas de salvarle la vida sus familiares realizaron denodados esfuerzos en los trámites e inclusive habrían viajado a la ciudad de Lima para buscar una cama donde pueda ser evacuada e internada, pero lamentablemente no resistió.
En tanto, policías del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) ya tendrían identificado al sujeto que descendió de un trimóvil rojo y disparó a la joven estudiante.
“El sujeto bajó de un trimóvil rojo caminó un trecho y disparó varias veces, las personas que estaban cerca se tiraron al suelo, pero una de las balas impactó en la cabeza a la chica y ella cayó, entonces el sujeto subió en el mismo trimovil que se había dado la vuelta y se dio a la fuga”, declaró un testigo.
Sin embargo las cámaras de video vigilancia de la discoteca registraron el hecho y al autor de los disparos, quienes ya estarían identificados y su captura es cuestión de días. Aún se desconoce las causas del ataque, sin embargo la hipótesis de que los disparos estaban dirigidos a los vigilantes que les expulsaron de la discoteca por revoltosos, cobra fuerza.
Dato. Tras la muerte de la joven, ni el fiscal de turno, ni el fiscal a cargo de la investigación quisieron realizar el levantamiento del cadáver, inclusive el fiscal de turno habría indicado que el médico decida si entrega el cuerpo a los familiares o de lo contrario recién realizaría el levantamiento del cadáver.