INSTITUCIÓN EDUCATIVA INDUSTRIAL HERMILIO VALDIZÁN CUMPLE 78 AÑOS

Escrito por Israel Tolentino

Setenta y ocho años es mucha agua bajo el puente, con sorpresa, cierta mañana, me dijeron el nombre de Carlos Urdanuvia, antiguo maestro de la Institución, quien publicó: Vivencias Valdizanas. Tomo 1 el 2013. Esa mañana lo conocí, conversamos algo, me autografió su publicación y me mostró, La revista del Instituto Industrial de Huánuco en sus tres únicos números (1954, 55, 57) hallé en ellas, obras en blanco y negro de Ricardo Flórez, lo curioso de este encuentro fue, que ese mismo día, por la tarde, visitaba el rectorado de la Universidad Hermilio Valdizán y en una pared  el cuadro Los negritos, que había visto en blanco y negro en la mañana, se lucía con todas sus virtudes, mientras el sol se perdía bajo los cerros de Rondos. Una señal, considero que sí.

Hermilio Valdizán Medrano (1885 – 1929) continúa siendo (lo digo en presente, porque su obra está vigente) un referente en la medicina nacional y en esa curiosa capacidad de abarcar muchas facetas de la actividad humana, así en su juventud, pese a las vicisitudes, logra prepararse para llevar a cabo su vocación; importante rememorar su participación como cronista, en los diarios El Tiempo y La Prensa, donde firmaba como Bachiller Almagro y Juan Serrano respectivamente. En Huánuco vivió hasta los 8 años, quedando huérfano de padre, migrando a Lima a ganarse la vida, ayudar a su querida madre y forjarse en ese yunke frío que es la capital.

Su nombre en fachadas de muchos colegios, centros educativos superiores, hospital, distrito y la universidad regional, se confunde en la competencia con nombres sonoros y novedosos que afectan el mundo de marchandising, esa amenaza que hace ver con superficialidad lo que hay detrás de un nombre. En la región lo tenemos en todos lados ¿sabremos su real valor?

La Institución Educativa Hermilio Valdizán, se fundó como Escuela de Artes y Oficios (anexo al Colegio Leoncio Prado) el 10 de julio de  1944, por iniciativa de Juan Olivera Cortez. Se estudiaban las especialidades de: Mecánica y Herrería; Electricidad y Motores; Construcciones civiles; Carpintería y Cerámica. Con un número de 44 estudiantes matriculados, de provincias como Ambo, Huánuco, Pachitea, Huamalíes, Dos de Mayo y Marañón, una nómina bastante descentralizada. Siendo los primeros docentes: Arsenio Mendoza Flor (primer director). Willelmo Robles, Eloy Arriola, José Ventura, Carlota Fu, etc. Para llegar al espacio que hoy ocupa, en un inicio de debió alquilar un espacio del colegio San Luis Gonzaga, desocupando el lugar para pasar a la casa de Antonio Lafosse, este dato es curioso, pues la nieta de don Antonio, se llama Lucy Angulo Lafosse y es hoy una destacada artista nacional. Y no es esa, la única relación con el arte, en la década del cincuenta, desconozco si fue más, el artista Ricardo Flórez Gutiérrez, fue maestro en esta institución, etapa de la vida del pintor poco conocida. Así, se sabe que el fundador del diario Ahora, don Julio Trujillo Pazos fue docente, como, en la actualidad, el maestro Edgar Rolando Santiago Bernardo, artista y promotor de la declaratoria de la danza Los negritos de Huánuco como patrimonio cultural de la Nación junto a otras cinco danzas regionales.

Han seguido otras denominaciones para llegar a la actual: Colegio industrial º19 – Huánuco; Llevando el nombre de Hermilio Valdizán en su tercera denominación: Instituto Nacional de Educación Industrial Nº19 “Hermilio Valdizán”. Recurriendo al libro de Carlos Urdanuvia Ramírez, hay un punto importante, que seguramente es repetida en muchas instituciones escolares emblemáticas, las pésimas gestiones, considera Urdanuvia, han permitido el cambio de nomenclatura con la finalidad de convertirla en una institución común, degradando los fines y objetivos para el que fe creado.

La revista del Instituto Industrial de Huánuco, en sus tres números, son ejemplo del emprendimiento y gestión que el esfuerzo puede lograr. La actual terna directiva, director: Percy Camara Acero, Sub Directores: Plácido Alvarado Vicente, César Augusto Palomino Falcon y Anival  Alomía Lucero, son conscientes de ese reto y tienen en el recientemente inaugurado local construido contra viento y marea y sabe Dios que otras aguas, que navegar en este barco, cargado de un potencial humano joven con muchas expectativas, con el sueño de mejorar sus precarias economías y sobre todo, mejorar un poco esta cuidad sumergida en el caos y letargo. A falta de industrias, el espíritu pionero de esta Institución Educativa Industrial y el nombre de uno de los huanuqueños más ilustres que este valle ha dado a la patria, sean compromiso para seguir en esta brega, en este viaje de esperanza.

Como conmemoración de estos 78 años, se ha realizado varias actividades, resaltando el recital literario, donde contaron con: Samuel Cárdich, Mario Malpartida, Ándres Jara, Luis Mozombite y Jacobo Mayz; las actividades concluirán con el desfile dominical en la Plaza Mayor o Plaza de Armas de la capital regional. Este sábado es la serenata y será un reencuentro entre docentes, estudiantes, padres de familia y ex valdizanos con sabor a fiesta, luego de los años guardados por la pandemia y la espera de la construcción del nuevo local educativo.

Valdizán falleció a los 44 años, Jorge Basadre dijo de él: fue un hombre sabio, bueno, modesto, trabajador y disciplinado. Los estudiantes valdizanos tienen en esas palabras toda la esencia del éxito para sus vidas. (Amarilis, julio 2022)