Inauguran el tren más rápido y moderno de Sudamérica

En un avance significativo para el transporte regional, Chile ha inaugurado el tren más rápido de Sudamérica, capaz de alcanzar velocidades de hasta 160 km/h. Este nuevo servicio ferroviario, que conecta la capital Santiago con la ciudad de Curicó, promete reducir el tiempo de viaje en aproximadamente 20 minutos en comparación con los trenes convencionales.

El ministro de Transportes, Juan Carlos Muñoz, presidió la ceremonia inaugural del primer viaje comercial de este tren moderno, marcando un hito histórico para el país y la región. “Este es un momento histórico para Sudamérica”, expresó Muñoz, “al recibir por primera vez un tren de estas características para un servicio comercial”.

El tren, con una capacidad para 236 pasajeros, cuenta con cuatro coches equipados con características avanzadas como puertas automáticas, baños accesibles universalmente, una cafetería moderna, servicio a bordo, sistema de pantallas LED y megafonía de última generación. Además, su diseño bimodal permite operar tanto en modo eléctrico como diésel, lo que lo hace versátil y eficiente.

Este logro representa un gran paso en el proyecto de modernización y mejora de la red ferroviaria chilena, un anhelo largamente perseguido por el país. “Estamos muy contentos, además por lo que esto significa para ir dándole conectividad a la zona centro-sur de nuestro país”, añadió Muñoz.

El ministro también destacó la importancia de esta iniciativa en términos de calidad del servicio y modernización. “Nos estamos poniendo pantalones largos, avanzando en la modernidad”, dijo, invitando a todos los viajeros de la región a experimentar y disfrutar de este nuevo servicio. Con esta innovación, Chile no solo mejora su infraestructura de transporte, sino que también establece un nuevo estándar en servicios ferroviarios para Sudamérica.