Huánuco indiferente con el paro

La población huanuqueña, por diferentes motivos, no está acatando el paro en forma masiva como pretendían los dirigentes de extrema izquierda y las organizaciones de base. En primer lugar, si bien el pliego de reclamos puede ser considerado como justo, es inconstitucional. 

¿A qué nos referimos con eso? Por decir, la exigencia de liberar inmediatamente a Pedro Castillo, quien está preso, no es nada viable, ya que se encuentra dentro de un proceso de investigación y solo el Poder Judicial determinará en su momento si sale o no. 

Asimismo, el cierre del Congreso, institución de la que sabemos es corrupta e inepta y cuyos miembros solo luchan por sus intereses personales, no puede ser cerrado, porque nuestras leyes no lo permiten, si lo intentara Dina Boluarte también sería acusada de golpe de estado y le esperaría la cárcel. 

Por supuesto, la renuncia de Boluarte, quien dicho sea de paso, fue elegida como parte de la plancha que presentó Pedro Castillo cuando se lanzó a la presidencia de la República, y que por más que la llamen “usurpadora” va a ser poco probable que renuncie. ¿Por qué consideramos esto? Por la misma razón que no quería renunciar Castillo, no quería perder el poder y todas las majaderías que conllevan dicho cargo. 

Por otro lado, la población tampoco está de acuerdo con las protestas, porque tiene que velar por su propia subsistencia, su derecho al trabajo, por su deber de mantener a sus familias, recordemos que un gran porcentaje de ciudadanos viven del trabajo diario para poder alimentar a los suyos; es por eso que no hay mucho respaldo a las marchas.

Las protestas son un derecho y lo respalda la Constitución del 93, la misma que odia la extrema izquierda. Cabe resaltar que muchos de estos dirigentes de izquierda aprovechan el desconocimiento de la población para manipularlos y engañarlos por su propio beneficio. Muestra de ello es pedir un cambio de Constitución sin especificar exactamente qué desean cambiar.

Recalcamos, con una Asamblea Constituyente y el cambio de Constitución, Venezuela inició su trayecto a la debacle, atraso, dictadura y total pobreza y miseria de la población, mientras que los políticos se han adueñado de todo. 

En política no hay coincidencias, y como población no nos dejemos manipular. ¿Qué podemos hacer? Pues, en primer lugar, investiguemos nosotros mismos, y no nos dejemos llevar solo por opiniones de otras personas, busquemos fuentes de información serias, no todo lo que dicen las redes sociales es cierto, de hecho un 90 % es falso.