Huánuco desafía la recesión económica en Perú, pero enfrenta riesgos a largo plazo

A pesar de que Perú ha entrado en una recesión económica, la ciudad de Huánuco parece estar desafiando las tendencias negativas, según un informe del Instituto Perú en la Economía y publicado en el Diario Ahora. El informe muestra que Huánuco ha crecido más del 4% en el segundo trimestre de este año, similar al primer trimestre. Sin embargo, expertos advierten que esta aparente estabilidad podría ser engañosa y potencialmente peligrosa a largo plazo.

Vladimir Santiago, gerente de la Cámara de Industria y Comercio de Huánuco, señaló que Huánuco ha mantenido una especie de estabilidad económica gracias a su dependencia del consumo interno. «Nosotros somos una economía que se dedica a comer su servicio», dijo. Aunque esto ha proporcionado una cierta inmunidad contra las fluctuaciones económicas externas, también ha creado una «economía conformista» que es vulnerable a cambios a largo plazo.

«Si se profundiza este tema recesivo en el país, seguramente los más afectados vamos a ser nosotros porque estamos dependiendo solamente de dos tipos de negocios, de dos sectores que son muy vulnerables a estas cosas», advirtió Vladimir Santiago. Los más afectados serían los jóvenes y aquellos en extrema pobreza, ya que una recesión generalmente significa menos producción, menos empleo y, por lo tanto, menos ingresos para los hogares más vulnerables.

Sugiere que una posible salida a esta situación recesiva podría ser el aumento del gasto público para compensar la falta de inversión privada. Sin embargo, también señaló que los gobiernos regionales y locales no están haciendo lo suficiente para impulsar la economía, especialmente en la región de Huánuco. «La idea es reducir el tema burocrático y darle velocidad a las obras que están estancadas», dijo.

Además de los desafíos económicos, Huánuco también enfrenta otros problemas como el aumento de la delincuencia y la falta de soluciones políticas efectivas, lo que podría desalentar la inversión. «Si esto se vuelve agudo, seguramente en los próximos seis meses, tendríamos un efecto importante», concluyó el gerente de la Cámara, instando a las familias a ser cautelosas en su gasto y a estar atentas a lo que sucede a nivel nacional e internacional.