Hospital de contingencia en crisis por falta de oxígeno y camas UCI

El incremento de pacientes COVID-19 dejó sin camas a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital de contingencia Hermilio Valdizán. A esta carencia se le suma la falta de oxígeno medicinal para las personas internadas en ese centro hospitalario cuya capacidad resolutiva está rebasada.

Víctor Espíritu Ponciano, director del centro de salud regional, comentó que las 12 camas UCI están ocupadas. Mientras que, de las 57 camas del área de Hospitalización, 34 están llenas. El galeno explicó que los pacientes que llegan al hospital usan mayor cantidad de oxígeno y requieren ser internados en la UCI.

Indicó además, que el oxígeno que abastecen las plantas generadoras instaladas en Cáritas, Carlos Showing Ferrari, el nuevo hospital Hermilio Valdizán y de Contingencia es insuficiente frente a la gran necesidad. Pese a ello, afrontan la demanda para atender a los pacientes hospitalizados.

Para pacientes infectados de coronavirus, el hospital requiere a diario 120 cilindros de oxígeno medicinal. Hasta ayer tenían un promedio de 115 balones. “Por ahora la brecha es corta, pero cuando se incrementen las atenciones en UCI se necesitan unos 40 contenedores más”, precisó Espíritu.

SIN ENVÍOS. Espíritu dijo que desde Semana Santa el Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (Cenares) y la empresa Praxair de la Oroya, dejaron de abastecer oxígeno medicinal. Similar situación ocurre con las plantas generadoras que funcionan en la Aguaytía, en Ucayali y San Martín.

“En teoría Huánuco tiene oxígeno porque hay una deuda de Cenares y Praxair. Si se cumple el contrato con estas dos entidades tendría el gas medicinal. Praxair nos informó que su capacidad de producción no da para más, por eso en una semana solo nos abastecieron con 10 balones”, detalló el galeno.

Lea También:

Hospital de contingencia de Tingo María sin camas UCI y en total colapso