Hijo del exalcalde de Huánuco fue contratado por el Midis siendo proveedor del estado

A pesar de proveer agua mineral a diversas instituciones del estado y no contar con experiencia, Roberth Gianfranco Giles Medina, hijo del controvertido exalcalde de Huánuco, Jesús Giles Alipazaga, fue contratado en el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis). Cuya cartera dirige la vicepresidenta de la república, Dina Boluarte Zegarra.   

La contratación del joven abogado, bajo la modalidad de orden de locación de servicios, se habría realizado para dar una asesoría legal y despachar nada menos que en el viceministerio de políticas y evaluación social, despacho donde se gestionan programas como Qaliwarma, Juntos, Cunamás, Pensión 65 y Contigo.

En el pasado, el hijo del conocido locutor de radios salseras, no habría tenido ningún desempeño en el sector público y tampoco habría logrado un contrato de servicios profesionales con el estado peruano.

Sin embargo, en la actual gestión del Midis fue premiado con el contrato por «servicio de asistencia legal y seguimiento de compromisos, así como para la revisión de gestión del despacho viceministerial de Políticas y Evaluación Social». Asimismo, estaría recibiendo 34 500 soles por sus servicios.

Cabe destacar que, apenas hace unos días, culminó su contrato y en los términos de referencia (TDR) no le solicitaron experiencia previa. 

Incluso, sabiéndose ganador, sacó su registro de proveedor del estado, recién el 7 de enero del 2022, cinco días después, lo dieron como triunfador del proceso de selección.

Cabe precisar que Roberth Giles también es accionista y director en la empresa embotelladora Agua Noé, la cual provee de agua mineral a las instituciones públicas del actual gobierno. 

Asimismo, se encuentra inscrito en el registro de proveedores desde el 2017, y en ese cortísimo tiempo ya facturó miles de soles con el Instituto Peruano del Deporte (IPD), Serpost, el Congreso de la República, EsSalud, PCM y el despacho presidencial. 

Su empresa fue una de las pocas beneficiadas con el programa “Reactiva Perú”, pese a que siguió trabajando durante ese tiempo, dado que el agua era un servicio básico y no tenía restricción en la venta y distribución.

No obstante, fuentes aseguran que el joven abogado y empresario Roberth Giles suele visitar instituciones públicas para recomendar, o más bien imponer recomendados suyos diciendo que va a nombre de la vicepresidenta Dina Boluarte.

Una de esas instituciones sería EsSalud, donde se le ha visto en más de una oportunidad en la alta dirección.

De acuerdo a la versión oficial del Midis, Roberth Giles no ha sido asesor de dicha institución, sin embargo, confirmaron que ganó un contrato para dar sus servicios profesionales de abogado en el Viceministerio de Políticas y Evaluación Social a cargo de María Abigunda Tarazona Alvino, a quien le entregaba sus informes mensuales. 

Por último, señaló que hace unos días culminó su contrato, asimismo, reconoció que el hecho de que sea proveedor de bienes, en diferentes instituciones públicas, no es incompatible con el cargo que ocupó.