Gobierno británico sanciona al dueño del Chelsea

Roman Abramovich, dueño del club de fútbol Chelsea FC, de la Liga Premier de Inglaterra, ha sido sancionado por el Reino Unido como parte de las medidas tomadas por el gobierno británico contra Rusia por su invasión a Ucrania. 

Como parte de las sanciones, el gobierno británico congeló sus activos, ha suspendido la venta del Chelsea que no podrá renovar los contratos de sus jugadores, no podrá contratar ni vender jugadores; aunque sí podrá seguir jugando en la Liga Premier.  

Abramovich es uno de los siete oligarcas rusos afectados por las nuevas sanciones.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que no puede haber puerto seguro para aquellos que hayan apoyado la invasión porque los oligarcas “tienen la sangre del pueblo ucraniano en sus manos”.  

«Seremos implacables en la persecución de aquellos que posibilitan la matanza de civiles, la destrucción de hospitales y la ocupación ilegal de aliados soberanos», declaró Johnson.

Manchester City eliminó a Sporting