Falta de presupuesto dificulta implementación de unidades ejecutoras de Yarowilca y Lauricocha

El gerente de desarrollo social, Aldo Reyes, manifestó que la falta de presupuesto ha dificultado la implementación de la red de salud de Yarowilca en la cual se encuentran otras limitaciones como la falta de recursos humanos, equipamiento y logística.

“El año pasado, se creó la unidad ejecutora de red de salud de Yarowilca y ahora estamos en la etapa de implementación, estamos teniendo serias dificultades en la asignación del tema presupuestal. Hay personal que está trabajando en Diresa o en otra red de salud, pero que pertenece a la red de salud Dos de Mayo de donde se ha desprendido la red de salud de Yarowilca, entonces estamos queriendo hacer volver a esas personas, pero hay resistencia”, manifestó  

Reyes enfatizó que ante esta problemática se le está encargando funciones adicionales a personal de otra red de salud.  

Sutep exigirá a Pedro Castillo el 6% del PBI para el sector educativo

“Estamos haciendo que personal de otra red de salud se le esté encargando algunas otras funciones, es un proceso bastante difícil y complejo por el tema de recursos presupuestales, entonces no solamente es la creación de una red de salud y un hospital, sino también su correspondiente implementación que es la etapa más difícil. El Ministerio de Economía y Finanzas nos autoriza, pero hasta ahora no nos asignan presupuesto”, dijo.  

En este sentido, detalló que el Ministerio de Economía y Finanzas se niega a aprobar presupuesto para las unidades ejecutoras.   

“La creación de más unidades ejecutoras  según el concepto del MEF, es crear más burocracia y nos dice te crea ​tu unidad ejecutora, pero no me contrates más personal, no me generes más recursos al Estado… Es por eso que nosotros al personal asignado a la red de salud Dos de Mayo que están trabajando en otros lugares, estamos tratando de hacerles volver a su zona, para que ocupen estos cargos”.  

Asimismo, resaltó que en la misma situación se encuentra la red de salud de Lauricocha donde no ha habido mayor interés de las autoridades locales, pero sí de la sociedad civil.