Exfiscal confirma que Rodolfo Vega les pidió que archiven casos de la Unheval

El exfiscal provisional de la Sexta Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Huánuco, Arturo Colina Goyzueta, confirmó que el fiscal superior Rodolfo Vega Billan lo citó a él y a 3 fiscales más, que investigan las denuncias de la Unheval, para pedirles que “no hagan caso” a las denuncias contra las exautoridades universitarias porque era un “tema político”.
Colina reveló que antes de la reunión del 3 de marzo en la sala de la Presidencia de la Junta de Fiscales Superiores, el fiscal Vega, como presidente encargado, convocó a 4 fiscales a una reunión en su despacho de la Segunda Fiscalía Superior. La primera reunión habría ocurrido el 2 de marzo. Colina reveló que en esa cita Vega preguntó a los 4 fiscales sobre sus intervenciones en la Unheval y les dijo que no hagan caso a las denuncias.
“Vega nos dijo que no debíamos meternos porque era un tema político y nos exhortó que no hagamos caso a las denuncias, osea que le demos la espalda completamente”, reveló.
Al día siguiente, Vega volvió a convocar a todos los fiscales coordinadores. La segunda reunión donde participaron los fiscales superiores Ana María Chávez, Roberto Castillo y Jeremías Rojas fue grabada y filtrada a la prensa. Allí frente a sus demás colegas superiores Vega volvió a orientar a los fiscales que archiven la denuncia contra el actual candidato Guillero Bocangel. “Nos exhortó que abiertamente no hagamos caso de las denuncias en la Unheval, que archiváramos esos casos”, dijo.
Colina consideró como una “exageración” que los fiscales superiores con Vega a la cabeza realicen una reunión de más de 2 horas (de 10 a. m. hasta las 12 m.) para ver el caso de la Unheval cuando en ese horario los fiscales debían estar trabajando.
Despedido
Colina dejó de ser fiscal por disposición de la Fiscalía de la Nación que designó en su remplazo al fiscal titular Miguel Malpartida. Sin embargo, dijo que la fiscal Ana María Chávez Matos fue quien forzó su salida del MP. “En la FN me dijeron que (mi salida) fue maniobra de Chávez, que insistió para colocar a su hombre de confianza”, dijo.
Acusó que el MP es manejado a su antojo por 3 fiscales superiores que se preocupan más por los controles de plazos de las investigaciones que por el trabajo realizado por el fiscal. Admitió que no pudo tener todos los casos al día porque priorizó la atención de otras investigaciones. “A los fiscales Ana María Chávez y Roberto castillo les interesa que todo esté en verde, sin importar la calidad de investigación”, dijo.
Después de ser sacado del MP dijo que el jefe de la Oficina Desconcentrada de Control Interno, Roberto Castillo, le sigue enviando documentos de sanción para que responda lo que es imposible para él porque como exfiscal ya no puede ingresar al sistema para hacer sus descargos.
Tras ser despedido, Colina pasa por un momento difícil: padece de diabetes y necesita seguir trabajando para costear su tratamiento. Intentó trabajar en las fiscalías de provincia, pero el presidente de la Junta de Fiscales Superiores, Manuel Cornejo, le dijo que ya había ternas para esas plazas. “Estoy sin trabajo. Pido una oportunidad para demostrar mi capacidad”, invocó.