Estudiantes del centro poblado de Goyllarcancha estudian en condiciones precarias

Por Keny Rosado.

Concurren en ambientes inseguros y no cuentan con cerco perimétrico

Decenas de estudiantes de nivel primario y secundario de la Institución Educativa nº 32919 del centro poblado de Goyllarcancha, del distrito de Shunqui (Dos de Mayo), vienen educándose en condiciones paupérrimas.  

Así indicó Óscar Zevallos Soto, director de dicho colegio. Hizo un llamado a las autoridades regionales y provinciales para que puedan cambiar esta triste realidad y ofrecer un mejor servicio para el próximo año.  

Denunció que actualmente su plantel educativo no cuenta con biblioteca, laboratorio, sala de innovaciones y otros ambientes idóneos y necesarios para la preparación de los estudiantes. 

También sostuvo que el único patio que cuenta dicha institución es de tierra. Por lo que, en épocas de lluvias, los alumnos no pueden practicar deportes o realizar sus clases de educación física, ya que el espacio se convierte en un lodazal. 

“El municipio distrital apenas apoyaron con trabaja Perú que tampoco es suficiente; serían más de cuatro décadas las que se han construido con material rústico y a través de faenas comunales o trabajo de padres de familia; por lo que urge una inmediata atención, para que nuestros escolares estudien en mejores condiciones”, dijo. 

Piden comedor 

El director manifestó que otra de las preocupaciones de los maestros, alumnos y padres de familia es la improvisada cocina y comedor escolar que cuenta dicho colegio, los cuales han sido construidos con materiales precarios. 

Zevallos Soto señaló que la institución educativa es insegura al no tener un cerco perimétrico que acordone la zona. Así que corre riesgo de que personas de mal vivir ingresen a robar las pocas cosas que cuenta dicho colegio. Situación que se ha denunciado en anteriores ocasiones. 

“Hemos visto una total indiferencia por parte del director de la Ugel, ya que a pesar que nos visitan y conocen la realidad en que los alumnos estudian y los docentes trabajamos, sin embargo, no se dignan en darnos algún apoyo o en gestionar recursos para este colegio rural”, finalizó. 

EL DATO 

Defensoría del Pueblo alertó que son más de 190 colegios urbanos y rurales que se encuentran en condiciones deplorables y que amenazan la integridad de los alumnos y docentes.